Hosteleros de Cantarranas lamentan que el Ayuntamiento no les deje programar música en la calle en fiestas

Bar Beluga en Cantarranas. FOTO://www.estacerca.com

Hosteleros de la plaza de Cantarranas han lamentado que el Ayuntamiento no les haya concedido la licencia para poder desarrollar un programa de actuaciones musicales en la calle durante la semana de fiestas.

En concreto, el bar Beluga y el salón Matilda solicitaron el pertinente permiso para poder celebrar conciertos en la plaza desde el sábado 31 de agosto hasta el día 7 de septiembre entre las 13.00 y las 15.30 horas, aproximadamente, para acompañar de este modo la hora del vermú.

 

Pero el Ayuntamiento, según han confirmado a Europa Press los promotores de esta iniciativa, ha denegado verbalmente la solicitud de licencia, lo que ha causado consternación en los hosteleros, que no entienden cómo el Consistorio frena una iniciativa que ellos sufragan económicamente, es decir, que no es gravosa para la administración local, y que persigue, entre otros propósitos, acercar la cultura a los ciudadanos.

 

La organización, que remitió su petición a la Concejalía de Cultura siguiendo las indicaciones de este mismo departamento, tenía previsto un programa de conciertos que aglutinaba distintos estilos musicales a una hora a la que no se causa perjuicio a los vecinos, remarcan, aunque a la incomprensión inicial se suman sus dudas a propósito de la razón por la que en otras zonas de la ciudad sí se permiten actuaciones musicales.

 

Asimismo, las críticas se centran también en la negativa del Consistorio a conceder la licencia cuando, por otra parte, se permite que los jóvenes integrantes de las peñas, muchos de ellos menores de edad, consuman alcohol en la calle, lo que a su juicio es mucho menos cívico que programar conciertos para ambientar y colaborar en la animación de las fiestas.

 

En su opinión, no tiene sentido que se niegue a algunos hosteleros la posibilidad de poder incrementar su clientela y sus ganancias a través de la cultura, una decisión "lícita" y además necesaria en los tiempos que corren y en la actual coyuntura económica, han precisado las mismas fuentes.

 

Es por ello que los hosteleros rechazan la actuación del Consistorio en este caso, en el que consideran se priorizan determinadas acciones vinculadas a la programación de fiestas que no presentan los beneficios con que sí cuenta el acercamiento de la cultura a la calle.