Hospitales españoles prueban en pacientes una terapia experimentar contra la leucemia linfática crónica

Imagen del mecanismo de acción de la nueva terapia
Un total de 39 hospitales españoles participan en un estudio internacional que analiza el papel de la terapia GA101 (obinutuzumab) en pacientes con leucemia linfática crónica (LLC) que no habían recibido tratamiento previo, para comprobar la reducción del riesgo de muerte o empeoramiento frente a la quimioterapia.
MADRID, 9 (EUROPA PRESS)



El principal investigador del estudio en España es el doctor Javier de la Serna, hematólogo del Hospital 12 de Octubre de Madrid, quien destaca el "gran interés" de este estudio que podría revelar "si en un futuro el GA101, combinado con quimioterapia, podría ser una nueva opción para aquellos pacientes que no se consideren candidatos a otras terapias en razón de su edad avanzada o por sufrir otras patologías".

Este ensayo en fase III puesto en marcha por Roche, que ha desarrollado la molécula, evalúa concretamente el perfil de seguridad y eficacia de este fármaco experimental en combinación con clorambucilo, frente al uso de esta quimioterapia en solitario.

La investigación, que será presentada en la próxima Reunión de la Asociación Americana de Oncología Clínica que se celebra en Chicago (EEUU) a final de mes, determinará si los pacientes que reciben la nueva molécula consiguen reducir el riesgo de muerte y logran vivir más tiempo sin presencia de los síntomas propios de este cáncer de la sangre (SLP).

GA101 es un anticuerpo monoclonal de tipo II anti-CD20 modificado por glicoingeniería, que se une a la proteína CD20 de las células B cancerosas, causantes de ciertas formas de linfoma no Hodgkin (LNH) y de leucemia linfática crónica. Diseñado específicamente para potenciar la destrucción de las células cancerosas --bien activando otras células inmunitarias para que ataquen a las malignas, bien induciendo directamente la muerte celular--, es el fármaco en desarrollo más avanzado que tiene en estos momentos Roche para el tratamiento de las neoplasias hematológicas.

Según de la Serna se trata de una terapia experimental "muy interesante" porque parece aportar "mayor potencia de destrucción" de las células de esta enfermedad, por mecanismos de citotoxicidad en los que interviene el propio anticuerpo monoclonal que, añade, "se fija a las células de la LLC y provoca su destrucción por las células del sistema inmune del paciente".

España es uno de los dos países con mayor participación en este trabajo, con 109 pacientes, lo que, en palabras de de la Serna, "pone de relieve una vez más el valor, la excelencia y el compromiso de los profesionales de la sanidad de España"; en este sentido, recuerda que de forma regular se requiere la participación en la investigación de nuevas moléculas de profesionales y centros españoles, "lo cual nos permite acercar a la población los avances médicos al tiempo que se están produciendo".

En el estudio participan: el Hospital Central de Asturias; el Marqués de Valdecilla de Santander; el Doctor Negrín en las Palmas de Gran Canaria y el Universitario de Canarias; el Hospital Donosti; el Hospital de Navarra; y de la Comunidad Valenciana el Hospital Francisco de Borja de Gandía, el Clínico Universitario, el General Universitario, el Doctor Peset y el Arnau de Vilanova, Residencia Sanitaria La Fe.

De Madrid participan el Puerta de Hierro, el Ramón y Cajal, el de la Princesa, el 12 de Octubre, La Paz, el Infanta Leonor, el MD Anderson Internacional y el Universitario de Getafe; en Cataluña se desarrolla en el Clinic i Provincial, el Vall d'Hebron, el del Mar, el Parc Taulí, el Santa Creu y Sant Pau y el Centro Althaia Xarxa Asistencial de Manresa; mientras que en Andalucía son el Universitario Ciudad de Jaén, el de Jerez de la Frontera, el Virgen de la Victoria y el Costa de Sol (ambos de Málaga) y el Nuestra Señora de Valme de Sevilla.

Finalmente, en Murcia el Morales Meseguer y el Virgen de la Arrixaca; en Castilla La Mancha el Virgen de la Salud de Toledo y Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina; en Castilla León el Clínico de Salamanca; en Aragón el Miguel Servet de Zaragoza; y en Galicia los hospitales universitarios de A Coruña y Santiago de Compostela.

LA LEUCEMIA MÁS COMÚN

Este tipo de leucemia es la neoplasia hematológica más frecuente en España y en los países occidentales. La incidencia aumenta con la edad, siendo poco frecuente antes de los 50 años, pero aumenta de forma importante hasta llegar a 30/100.000 habitantes/año en personas mayores de 70 años. La edad media al diagnóstico es de 68-70 años, es dos veces más frecuente en varones y entre un 40% y un 50% de los pacientes son mayores de 70 años.

En opinión del doctor, teniendo en cuenta que la esperanza de vida de la población ya supera con creces los 80 años, lo más probable es que los diagnósticos de LLC se incrementen en un futuro próximo. "La LLC es una enfermedad en la que cual algunos pacientes no manifiestan síntomas y sólo requieren controles periódicos; en otros sí aparece sintomatología como cansancio, pérdida de peso o fiebre, aumento de volumen de los ganglios linfáticos, hígado o bazo, e incluso anemia o caída de las cifras de plaquetas en sangre".

"Aquellos que necesitan ser tratados por la enfermedad suelen responder a la medicación inicial pero al cabo de poco tiempo la leucemia progresa. Es fundamental disponer de opciones de tratamiento que proporcionen un control más duradero que podamos utilizar en la principal población de pacientes con esta enfermedad, las personas con más de 65 o 70 años o que padecen otras patologías y más vulnerables a potenciales efectos adversos", comenta este experto.