Homenaje al libro y llamada a fomentar la lectura en la Casa de Cervantes

El alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, ha considerado este miércoles que leer es una acción "fundamental" y, por ello, ha abogado por necesitar los libros "como el comer" en vez de amarlos, "como se nos ha dicho a menudo muy ñoñamente".

 

De la Riva, quien ha presidido el tradicional acto de homenaje que, en las inmediaciones del 23 de abril, se rinde a Miguel de Cervantes en la Casa en que residió durante una etapa de su vida y que este año ha contado con la presencia, además de parte de la Corporación Municipal, de la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, ha afirmado que, más que "bueno", leer es "fundamental".

 

"Precisamente por eso, los libros, más que "amarlos" -como se nos ha dicho a menudo muy ñoñamente-, hay que necesitarlos, como el comer", ha aseverado antes de remarcar que, al margen del formato que adopten en cada momento, la cultura de libro es "consustancial" a las personas, por lo que su pervivencia "es y será siempre tan cierta" como lo de estas.

 

El alcalde, quien ha repasado cada una de las acciones y programas puestos en marcha por el Consistorio en el campo del libro y la lectura, momento en el que ha destacado que el Ayuntamiento dedica "más presupuesto y más esfuerzo" que ningún otro a la Feria del Libro, ha remarcado que los vallisoletanos "reclaman y exigen" que se preste "atención esmerada y notoria" a la oferta relacionada con el mundo de las letras en la ciudad.

 

"Como si se admitiera tácita y colectivamente que los libros son una responsabilidad irrenunciable para los poderes públicos, de cuya dejación no se nos perdonaría fácilmente", ha señalado el alcalde, quien ha ratificado la postura del Ayuntamiento, que está "convencido" de que promover la cultura del libro y de la lectura "es una gran inversión de futuro y que significa apostar a caballo ganador".

 

"Creemos a pies juntillas que la lectura individual y voluntaria es un contrapeso imprescindible para garantizar el equilibrio necesario frente a la inercia globalizadora que todo lo asola y despersonaliza", ha comprometido antes de referirse a la necesidad de fomentar en la ciudadanía la práctica de la lectura "no sólo como vehículo de transmisión del conocimiento objetivo".

 

Tras puntualizar que se trata de una herramienta "fundamental" para la formación del criterio individual, para el desarrollo de habilidades de relación interpersonal, para el enriquecimiento de los recursos de comunicación con los demás "y para la percepción del mundo ajeno a la propia mismidad", el alcalde ha recordado cómo las letras introdujeron a la humanidad en la Historia "y las letras han promovido todos y cada uno de los avances del ser humano de los últimos 5.000 años".

 

A su juicio, la ciencia, la técnica, la medicina, la filosofía, el pensamiento, el arte o la comunicación se asientan en la escritura, a lo que ha sumado que la literatura es "una de las expresiones más genuinas y elevadas" de la creatividad, de la capacidad de abstracción y del poder de la imaginación.

 

HOMENAJE A LAS 'NOVELAS EJEMPLARES'

 

Por su parte la directora de la Casa Museo de Cervantes y del Museo Nacional de Escultura, María Bolaños, ha rendido homenaje a las 'Novelas Ejemplares' del autor de El Quijote, en el cuarto centenario de su publicación.

 

Bolaños, quien ha ensalzado la "experiencia" que aportan libros y museos así como la "sorpresa y estímulo" que suscitan en las personas, ha recordado que las 'Novelas Ejemplares' se escribieron entre 1590 y 1612 y publicaron en 1613 y que, fruto del ánimo de Cervantes ante los buenos resultados obtenidos con la primera parte del Quijote, muestran modelos de la vida real "de las que sacar enseñanza moral".

 

Tras afirmar que, además, constituyen un retrato de la sociedad de aquel tiempo y de un presente "necesitado de ejemplaridad", Bolaños se ha acercado al texto 'El Coloquio de los Perros', "una de sus novelas más generosas y más esperadas".

 

La directora de la Casa Museo Cervantes ha aprovechado el argumento, el coloquio entre los perros, para recordar el papel del lenguaje como instrumento de diálogo y amistad -"hace un encendido homenaje del poder del habla, del placer de conocer el mundo oyendo a un amigo"- y del diálogo como herramienta para la reconstrucción de "puentes rotos" en ámbitos como el europeo.

 

"Los buenos libros, como los museos, son también una forma de conversación", ha reconocido Bolaños quien ha concluido su intervención parafraseando a José Manuel Caballero Bonald: "abrir un libro es caminar por el mundo".