Hola Market, el nuevo macrobazar chino en Valladolid, puede decir adiós por falta de licencia

Imagen de la apertura del nuevo macrobazar chino en el Camino Viejo de Simancas. TRIBUNA

El almacén situado en el Camino Viejo de Simancas solicitó el cambio de titularidad del negocio anterior, un almacén de bricolaje. Los técnicos municipales analizan si la actividad actual es diferente y proceder a su precinto.

La apertura del nuevo macro almacén ‘Hola Market’, en el Camino Viejo de Simancas, puede tener las horas contadas. Y es que el Ayuntamiento de Valladolid investiga a estas horas si la actividad que se ejerce en su interior es compatible con el cambio de titularidad del anterior negocio, un almacén de bricolaje (Hola Market).

 

Desde Avadeco se ha alertado a la concejalía de Urbanismo de la apertura de este macrocentro de más de 4.000 metros cuadrados. Manuel Saravia, concejal de Urbanismo, explica la situación: “Los actuales propietarios del bazar pidieron un cambio de titularidad automático, por lo que la licencia es la misma que tenía el negocio anterior”, explica el teniente de alcalde quien confirma que por lo tanto la actividad tiene que ser "la misma o inferor, nunca mayor" a la que tenía Bricorama.

 

Unos técnicos municipales han examinado esta mañana cómo es el nuevo negocio y probablemente este jueves emitan un informe con el que el Ayuntamiento decidirá si tiene que proceder a su cierre. Algo que según fuentes consultadas por este periódico es lo más probable: ya que además del sector del bricolaje el nuevo bazar opera en muchos sectores, como el de la moda, la electrónica, el menaje del hogar o la decoración, entre muchos otros.

 

Asimismo, Manuel Saravia avisa de que el Ayuntamiento no ha otorgado todavía el permiso de obras mayores en esta nave, ubicada en el Camino Viejo de Simancas, por lo que los técnicos también han examinado qué tipo de reformas se ha producido en su interior. Cabe recordar que el tejado de la nave es de fibrocemento (uralita), uno de los materiales más sensibles en la nueva normativa.

 

Para Alejandro García Pellitero, presidente de Avadeco, resalta que se trata de un claro caso “de competencia desleal”. “Resulta que luego a un pequeño comercio se le amenaza con su cierre porque el rótulo excede unos centímetros y otros negocios pueden abrir saltándose las normas y sin licencias”, se queja García Pellitero.

 

El responsable de la Asociación Vallisoletana de Comerciantes dice que el negocio de los chinos y de los bazares en Valladolid está haciendo daño al pequeño comercio. “Aunque se saben que los productos son de mala calidad, los usuario pueden encontrar de todo a bajo precio, aunque luego el artículo dure tres días”, dice García Pellitero.

Noticias relacionadas