Herrera presenta mañana sus cuentas número 13, las quintas con caída de ingresos y gastos

Foto: Europa Press

Unas cuentas que, por quinta vez consecutiva, caerán en los capítulos de ingresos y de gastos y que se situarán de nuevo por debajo de los 10.000 millones de euros --9.481 millones en 2013; 9.720 millones en 2012 y 10.045 millones en 2011--.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, presentará mañana, lunes 14 de octubre, el Proyecto de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma número 13 desde que accedió a la Presidencia del Gobierno en 2001, unas cuentas que, por quinta vez consecutiva, caerán en los capítulos de ingresos y de gastos y que se situarán de nuevo por debajo de los 10.000 millones de euros --9.481 millones en 2013; 9.720 millones en 2012 y 10.045 millones en 2011--.

 

   En esta ocasión las cuentas se presentan dentro del plazo previsto en el Estatuto de Autonomía de Castilla y León, que fija el 15 de octubre como tope para presentar el Proyecto de Presupuestos en las Cortes, después de que con las cuentas de 2012 no se cumpliera este requisito.  

 

   La Junta mantuvo entonces el argumento de falta de unos presupuestos nacionales y discrepancias con las previsiones de crecimiento de la economía que hizo en su día el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, lo que llevó a presentar las cuentas el 25 de mayo.

 

   Se da la circunstancia de que con las cuentas de 2013 también se incumplió el Estatuto de Autonomía al registrar el Proyecto de Presupuestos unas horas más tarde de lo marcado por la normativa básica de la Comunidad y llevarlo a las Cortes en la tarde del 15 de octubre.   En concreto y según figura en el artículo 89 del Estatuto el proyecto de Presupuestos debe registrarse en las Cortes antes del 15 de octubre --el plazo expira a las 23.59 horas del 14--.

 

   El presupuesto de 2013 ascendió a 9.481,6 millones de euros, lo que supuso un descenso del 2,45 por ciento con respecto a las cuentas de 2012 y se situó en niveles inferiores a los de 2007. No obstante, este presupuesto se ha visto modificado al alza con la aprobación el pasado 24 de septiembre de la Ley de crédito extraordinario y de suplemento de crédito que permitirá aportar este año a las arcas regionales 277,8 millones de euros vía deuda, lo que sumará 9.759,4 millones.

   Además, el Gobierno de Castilla y León ha aprobado por tercera vez en la historia un techo de gasto no financiero para la Comunidad que se ha establecido en 8.614,3 millones de euros para el próximo año, lo que representa una caída del 1,29 por ciento (112,3 millones en términos absolutos) con respecto al fijado para 2013 y que alcanzó los 8.726,6 millones --9.108,3 millones en 2012--.

 

   Este techo de gasto no financiero parte de una estimación "provisional y bastante prudente" de la evolución de la economía para 2014 que contempla un crecimiento del 0,7 por ciento del PIB, lo que supone que el próximo ejercicio será "el año del inicio de la recuperación económica" en el que no habrá destrucción de empleo, lo que representa "una buena noticia", según ha defendido en repetidas ocasiones la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo.

 

MEDIDAS FISCALES

 

   De forma paralela, la Junta de Castilla y León ya ha aprobado el anteproyecto de Ley de Medidas Tributarias y de Reestructuración del Sector Público Autonómico que acompañará al presupuesto y en el que se descarta subir o crear nuevos impuestos para el año 2014, si bien actualiza las tasas un 1 por ciento, por debajo del IPC, con modificaciones en 14 para incluir mejoras técnicas, nuevos supuestos o adaptarlas a la normativa vigente.

 

   Esta norma incluye como principal novedad cinco beneficios fiscales para fomentar la I+D+i y favorecer que los emprendedores creen o mantengan empleo en Castilla y León, en consonancia con el principal objetivo del Ejecutivo de Juan Vicente Herrera. En 2014 se mantendrán "prácticamente" todos los beneficios fiscales aprobados para 2013 con la desaparición de los que hacen referencia a los emprendedores que quedan sustituidos por los nuevos, "más eficaces y más grandes en las cantidades a deducir".

 

   El proyecto contempla la supresión de la empresa ADE Parques Tecnológicos y Empresariales de Castilla y León S.A, que depende de Economía y Empleo, y del Instituto de la Juventud, vinculado a Familia e Igualdad de Oportunidades, si bien no se prevén despidos ya que, tras tres años sin oferta pública de empleo --Del Olmo ha reconocido que podrán ser cuatro--, hará falta personal.