Herrera: "La sanidad pública es una prioridad política y presupuestaria para la Junta"

Se pretende mejorar la capacitación de los profesionales sanitarios actuales y los que se encuentren en periodo de formación en las instituciones sanitarias de Sacyl.

 

 

SANIDAD EFICIENTE Y SOSTENIBLE

 

En este sentido, ha destacado que la sanidad pública se enfrenta a cuatro grandes retos: un gasto sanitario con una tendencia estructural a aumentar por encima del PIB; unos desafíos demográficos que sitúan en primera línea la atención a los pacientes crónicos; la presión del avance de la tecnología sanitaria. Y, por último la exigencia social de accesibilidad y calidad, con una ciudadanía cada vez más reivindicativa y mejor informada.

 

Para hacer frente a esos cuatro retos, que se resumen en la necesidad de una sanidad más eficiente y más sostenible, el sistema de Salud de Castilla y León está desarrollando diversas vías de trabajo como el adelgazamiento de sus estructuras burocráticas, el avance en la Estrategia de Atención a los Pacientes Crónicos o la apuesta por la Gestión Clínica, que pretende dar mayor autonomía y capacidad de organización a los profesionales clínicos y avanzar así hacia un nuevo profesionalismo.

 

Un ejemplo de este compromiso con una sanidad pública más eficientemente se da precisamente en el denominado “cierre de camas en verano”, que, según ha explicado el presidente, constituye una fórmula para gestionar adecuadamente los recursos existentes adaptándolos a los picos de mayor y menor demanda, garantizando que en los momentos en que la demanda aumente, se dispondrá del 100 % de las camas operativas.

El presidente de la Junta de Castilla y León ha inaugurado una jornada de trabajo con más de 50 sociedades científicas y asociaciones profesionales sanitarias cuyo objeto ha sido la suscripción de un protocolo de colaboración con la Gerencia Regional de Salud para mejorar la formación en este ámbito y reforzar su participación en todos aquellos aspectos que contribuyen a mejorar la sanidad pública de la Comunidad.

 

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, ha participado en una jornada de trabajo que ha tenido como fin la suscripción de un protocolo con 52 sociedades científicas y asociaciones para establecer el marco de colaboración con la Gerencia Regional de Salud para el desarrollo de actuaciones conjuntas en materia de identificación de las necesidades formativas de los profesionales, desarrollo de las actividades de formación continuada y mejora de las competencias profesionales como factor clave para el buen funcionamiento del sistema.

 

El protocolo se concreta en dos líneas de objetivos: por una parte, se pretende mejorar la capacitación de los profesionales sanitarios actuales y los que se encuentren en periodo de formación en las instituciones sanitarias de Sacyl. El fin último es la adquisición de conocimientos que redunden en una mejora de la prestación de la asistencia sanitaria y alcanzar el mejor desempeño profesional.

 

Así, se logrará mantener una asistencia sanitaria de excelencia, accesible, equitativa y sostenible. Por otro lado, a través de este acuerdo se realizarán valoraciones y estudios conjuntos sobre diversos temas de especial interés para el sistema sanitario de Castilla y León.

 

Además, tanto la Gerencia Regional de Salud como las sociedades que suscriben el documento tienen la intención de desarrollar nuevas líneas de colaboración para identificar las necesidades formativas de los profesionales, a los que Herrera ha querido señalar, una vez más, como factor clave del Sistema de Salud.

 

RECONOCIMIENTO A LOS PROFESIONALES

 

El presidente ha reconocido y ha agradecido el esfuerzo que estos profesionales han realizado a lo largo de estos últimos años debido al impacto de las medidas derivadas de la crisis económica, aunque ha recordado que en Castilla y León han sido menos severas que en otras comunidades autónomas.

 

Así, Castilla y León ha mantenido la prioridad presupuestaria para sus grandes servicios públicos, lo que en el caso de la sanidad se traduce en el presupuesto de 2014 en casi el 44 % del total de los recursos disponibles. Además, ha señalado que el presupuesto de Sanidad se ha incrementado en un 32 % desde 2004, año en el que la Junta contaba con unos recursos financieros similares a los actuales.

 

Este esfuerzo presupuestario ha permitido dar cumplimento a los acuerdos suscritos con los sindicatos médicos y de enfermería, en orden al mantenimiento de las retribuciones y no modificación de las condiciones laborales de los profesionales sanitarios.

 

Asimismo, ha permitido también mantener el núcleo fundamental de la sanidad pública, tras seis largos años de profunda y grave crisis. De manera que continúan funcionando los 247 Centros de Salud de la Comunidad (172 de ellos rurales), los más de 3.600 consultorios locales, y 14 complejos hospitalarios, sin que Castilla y León haya retrocedido en servicios, prestaciones o derechos ciudadanos.

 

Herrera ha incidido en que la sanidad pública es una prioridad presupuestaria, pero también política. Ha recordado que entre 2010 y 2013 se ha reducido un 26% el gasto en conciertos con servicios privados, al tiempo que en el debate político Castilla y León ha fijado posiciones propias sobre algunas medidas adoptadas en materia sanitaria, como en el caso del copago en farmacia hospitalaria, al que la Comunidad se opone, mientras que ha defendido la mayor equidad del actual copago farmacéutico, que discrimina por renta y no por condición.

 

En cuanto a las polémicas sobre la sanidad pública o privada, Herrera ha recordado también que en Castilla y León está vigente el ‘Compromiso con la sanidad pública’, firmado con sociedades científicas, colegios profesionales y sindicatos’, para garantizar a los ciudadanos un sistema de salud universal y gratuito, financiado con presupuestos públicos y con gestión pública de la asistencia, pero adaptándose a los cambios de la sociedad y respondiendo a la necesidad de ser más eficiente y más sostenible.