Herrera desea toda la suerte a Blázquez en una nueva misión "no fácil" en el mundo desarrollado del siglo XXI

Se ha mostrado convencido también de que el nuevo cometido de Blázquez traerá "años felices" para todos los católicos.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha deseado al nuevo presidente de la Conferencia Episcopal Española, el arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, "toda la suerte" en el desempeño de una nueva misión que, en palabras del jefe del Ejecutivo, no va a ser fácil en este mundo desarrollado del siglo XXI en el que la tarea de monseñor no estará exenta de dificultades y de conflictos naturales.

 

Dicho esto, se ha mostrado convencido también de que el nuevo cometido de Blázquez traerá "años felices" para todos los católicos y, por extensión, para la Iglesia, la sociedad y el sentimiento religioso del país que, según ha precisado, no es una tradición sino una parte "muy activa" y "muy actual".

 

Herrera, que ha expresado su "profunda y sincera alegría" por la elección de Blázquez como presidente de la Conferencia Episcopal Española, ha deseado asimismo que el arzobispo de Valladolid permanezca en el futuro "muy cerca" de Castilla y León en su actual responsabilidad.

 

A la espera de contactar personalmente con Blázquez, Juan Vicente Herrera ha significado el nuevo nombramiento del mitrado vallisoletano al que se ha referido como "un gran paisano" muy vinculado a Castilla y León por razones de nacimiento, formación o docencia y como "un hombre de iglesia", además de "muy sereno y muy dialogante".

 

Herrera se ha referido también a Blázquez como un hombre cordial, docto y capaz de trabajar y como una persona cercana y humana.