Herrera descarta abrir "causa" contra las cajas porque el suyo es "un Gobierno serio, no una banda de Pancho Villa"

González advierte al presidente de que "la fetidez de la corrupción" en Ceiss "pasa por encima del silencio" de la Administración.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha rechazado abrir una "causa general" contra las cajas de ahorro de la Comunidad ante la aparición de presuntos delitos e irregularidades en su gestión, algo que "corresponde a los tribunales" y no a la Junta, que "es un Gobierno serio, no una banda de Pancho Villa".


Herrera ha respondido así a la pregunta formulada en el Pleno de las Cortes por el portavoz del Grupo Mixto y procurador de Izquierda Unida (IU), José María González, quien ha reclamado al Ejecutivo autonómico que "asuma por fin sus responsabilidades" ante estos casos y que "se persone judicialmente" en dichos casos.

El presidente ha subrayado la falta de competencias de la Junta en la supervisión y sanción de estas entidades, antes y después de su conversión en bancos, y ha indicado que "es al Banco de España y al Estado" a quienes correspondía esta labor, mientras que las de su Gabienete "se limitaban básicamente a cuestiones de estructura, organización y Obra Social".

En este sentido, ha indicado que el Banco de España "no ha tomado ninguna medida", por lo que se ha preguntado "qué puede hacer la Junta, salvo entrar en una causa general contra las antiguas cajas", algo que ha descartado hacer.

Por su parte, González ha advertido a Herrera de que "la fetidez de la corrupción pasa por encima del silencio" de la Administración y lo ha acusado de escudarse una vez en la "falta de competencias".

"FRUSTRACIÓN, CANSANCIO Y DESPRECIO"

"La mayor parte habitantes sensación frustración, cansancio, desprecio a los representantes, cuando los ahorradores engañados por las preferentes pierden su dinero, los ciudadanos con hipoteca son desahuciados porque se han quedado sin trabajo y, mientras, altos cargos nombrados también por el Gobierno de la Comunidad se van de rositas", ha aseverado.

En este sentido, ha pedido trasladar "que no sólo los pequeños hurtos son los que acaban en la cárcel" y "que no se intente desviar la atención", puesto que la ciudadanía "no lo entiende", al tiempo que ha defendido que la Junta sí puede personarse en la causa porque "Castilla y León ha sido perjudicada desde el momento que se perjudicaba el bolsillo de los pequeños ahorradores" o desde que pequeñas empresas tuvieron que cerrar "por el fin de financiación" mientras "otros compraban inmuebles y se concedían créditos que sabían que no iban a devolver".

Sin embargo, Herrera ha puntualizado que "ni siquiera" se conoce "con detalle" las "presuntas actuaciones irregulares" investigadas por la Justicia o bien conocidas a través de medios comunicación.

También ha acusado a González de mezclar las supuestas irregularidades con la situación de los impositores "a los que el sistema ha garantizado el ahorro", el problema de los preferentistas, o de los titulares de hipotecas, "todo ello envuelto en que la Junta tiene que personarse".

"Hemos demostrado que para bien o para mal hemos respetado la autonomía de las entidades financieras de la Comunidad", ha aseverado, al tiempo que ha sentenciado que "por dos sucesos no puede proponer abrir una causa general", a menos que se trate de "una estrategia de desgaste" al Gobierno por parte de Izquierda Unida.

"Estas actuaciones no estaban ni autorizadas ni conocidas por la Administración de la Comunidad, con esa base a un Gobierno no le puede pedir que actúe", ha concluido.