Herrera considera "sensato" esperar a la vía judicial para que la Comisión Eólica no sea un "circo"

Juan Vicente Herrera

El presidente de la Junta considera la negativa del fiscal jefe Anticorrupción de proporcionar el documento de origen de la comisión "el mayor revolcón" que ha sufrido el Parlamento autonómico a lo largo de su historia.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha señalado este viernes en la capital burgalesa que si la Comisión de Investigación sobre adjudicaciones eólicas se convierte en un "circo" no tendrá sentido y, en ese caso, sería "más sensato" esperar a la vía judicial.

  

Herrera, quien ha visitado las instalaciones de la factoría Pepsico Iberia en el polígono de Gamonal, ha señalado, por otra parte, que la negativa del fiscal jefe Anticorrupción a la hora de proporcionar el documento de origen de la comisión ha supuesto "el mayor revolcón" que ha sufrido el Parlamento autonómico a lo largo de su historia, al no haberse entregado la documentación al entender que podría difundirse y no conservarse el secreto del proceso.

  

Por otro lado, el presidente de la Junta ha remarcado que la comisión constituida es un "signo de transparencia", al estar abierta a los medios de comunicación, y ha recordado que los parlamentarios han podido consultar toda la documentación existente en relación a las adjudicaciones de la energía eólica en las delegaciones territoriales y los servicios centrales.

  

En relación a su no comparecencia, Herrera ha insistido en que los miembros de la comisión tuvieron la oportunidad de solicitarla hace tres meses y ha señalado que el hecho de solicitarla ahora responde "a una pataleta infantil".

  

Juan Vicente Herrera ha apelado al prestigio institucional y al amor propio para mantenerse en su posición y no someterse "al capricho de unos niños que parece que han perdido un juguete" y a los que ha pedido que se pongan a trabajar.

  

"Se ha hablado mucho esta semana, incluso demasiado, acerca de esta cuestión y por eso insté a los portavoces parlamentarios que cogieron una pataleta infantil el pasado martes a que se dejaran de interpretaciones grandilocuentes, de sal gruesa y falsas imputaciones y se pusieran a trabajar", ha aseverado.