Herrera anuncia 1.000 plazas en sanidad, 350 en educación y una primera convocatoria en diciembre

Juan Vicente Herrera

Herrera confirma que  "habrá una oferta de empleo público importante" y adelanta que en diciembre se convocarán las primeras plazas y en enero se negociarán plazas para reforzar la lucha contra los incendios y el fraude fiscal.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha detallado el próximo año 2015 será el ejercicio en el que se convoque la mayor oferta de empleo público de la década con 1.000 plazas en sanidad y 350 en educación, a las que habrá que sumar otras tantas que se consensuarán en enero en la mesa de negociación para la lucha contra el fraude fiscal y la atención de incendios.

 

Herrera ha respondido de este modo a una pregunta planteada en el Pleno por el procurador de UPL, Alejandro Valderas, quien ha exigido al presidente detalles sobre la oferta de empleo para el próximo año y un reflejo "claro" en los Presupuestos Generales de la Comunidad para el próximo año. "Queremos saber cuántas plazas van a ser y cuanto van a costar", ha reclamado el procurador de UPL, quien ha considerado que de no conocerse y plasmarse las cuantías en el PGC este anuncio no es más que "propaganda electoral".

 

No obstante, el presidente de la Junta ha asegurado que en el mes de diciembre del presente año se convocarán 80 plazas para sanidad y 50 para educación, al tiempo que ha insistido en que en 2015 se concentrará la mayor oferta de la "década" con 1.000 en sanidad y al menos 350 en educaciónHerrera ha explicado que la baja convocatoria de empleo público de los últimos años se debe a la situación derivada de la normativa estatal que fijaba la tasa de reposición en el 10 por ciento para el conjunto de las administraciones públicas y que en 2015 se elevará al 50 por ciento.

 

"Vamos a hacer un esfuerzo", ha insistido Herrera, quien ha aprovechado su intervención en las Cortes para "agradecer" el esfuerzo de los empleados públicos, tras lo que ha recordado que a pesar de que el próximo año los funcionarios tendrán congeladas sus retribuciones se verán compensados con la devolución de la parte devengada de la extra de 2012 y una política "más expansiva" en la promoción interna.  "Habrá una oferta de empleo público importante en coherencia con las prioridades aplicadas de beneficiar a los servicios públicos fundamentales", ha concluido el presidente.