Herrera aboga por un modelo de financiación acorde con las especificidades de Castilla y León

Juan Vicente Herrera, presidente de la Junta de Castilla y León

El presidente de la Junta de Castilla y León ha clausurado hoy el Curso de Verano 'Empleo, progreso y sostenibilidad en la España Rural', que se ha celebrado estos días en la Ciudad de la Educación San Gabriel, en Aranda de Duero, Burgos.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha abogado hoy por un nuevo modelo de financiación autonómica más justo y que asuma las especificidades objetivas de la Comunidad, que están contempladas en el propio Estatuto.

 

Así, ha defendido la necesidad de ponderar los factores de baja densidad, dispersión y envejecimiento de la población; considerar la extensión territorial para las inversiones del Estado o incorporar criterios de equilibrio y cohesión para las zonas más desfavorecidas.

 

Todas ellas son “reclamaciones de estricta justicia, que Castilla y León defenderá en la futura reforma de la financiación autonómica y para las que su Gobierno buscará una posición de comunidad con el conjunto de las fuerzas políticas”, ha asegurado el presidente de la Junta durante la clausura del Curso de Verano 'Empleo, progreso y sostenibilidad en la España Rural', que se ha celebrado estos días en Aranda de Duero.

 

En su intervención, titulada 'España y Castilla y León ante el reto del futuro', Herrera ha recordado que la Comunidad es la más extensa de España, que cuenta con 2.248 municipios, el 28 % del total, y que su población se caracteriza por su dispersión y baja densidad en el territorio, así como por su elevada tasa de envejecimiento.

 

Asimismo, destaca el importante peso del sector primario sobre el total de las actividades productivas, todo lo cual confirma el notable protagonismo que el medio rural tiene en Castilla y León. En este sentido, ha destacado que “una de las más importantes prioridades que todo gobernante de esta tierra debe asumir es la de preservar su mundo rural, generando alternativas de vida en el mismo”.

 

Para favorecer su crecimiento y competitividad, uno de los objetivos primordiales de esta Legislatura será desarrollar la nueva Estrategia Agrohorizonte 2020, que dispondrá de alrededor de 10.000 millones de euros hasta ese año para impulsar los siete sectores prioritarios que define y que están vinculados a las áreas productivas más destacadas de la Comunidad.

 

Sobre la ordenación del territorio, Herrera ha insistido en que en Castilla y León no sobra ningún pueblo y que cualquier propuesta contraria a ello “estará atacando de manera muy directa lo que somos, lo que sentimos lo que nos define como Comunidad”.

 

Por último, y en relación a la mejora de la calidad de la política, el presidente de la Junta ha definido a los más de 12.000 concejales que trabajan en Castilla y León por el mundo local como auténticas “escuelas de democracia y ejemplos de participación directa”, y ha recordado que el Estatuto de Autonomía define a los municipios como “las instituciones de participación más directa de los ciudadanos en los asuntos públicos”.