Herrera aboga por fijar la población y mejorar la calidad de vida en el medio rural

Juan Vicente Herrera, en una intervención anterior. ALBERTO MINGUEZA

El presidente de la Junta de Castilla y León anuncia que próximamente se aprobará el Decreto por el que se regulan las Entidades Asociativas Prioritarias que configurará un nuevo marco jurídico para mejorar el apoyo a las cooperativas agrarias de la región.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha defendido la fortaleza del sector cooperativo agrario de la Comunidad que favorece el desarrollo económico y la vertebración social de las zonas rurales, contribuyendo a la fijación de población y a la mejora de la calidad de vida en el medio rural por su importante papel como entidades generadoras de empleo.

 

Castilla y León cuenta con más de 1.100 cooperativas agrarias, lo que supone el el 29 % del total nacional, que generan unos 2.100 puestos de trabajo y facturan 2.375 millones de euros

 

El presidente ha destacado el papel que han desempeñado las cooperativas agrarias durante estos años de crisis, demostrando una especial capacidad de resistencia al mantener un nivel de actividad económica y de empleo superior a otras empresas. La clave de esta resistencia está en la fuerza que otorga la unión de sus socios y espíritu del cooperativismo. 

 

Herrera ha recordado que la Junta de Castilla y León viene trabajando intensamente en la necesidad de fortalecer el asociacionismo agrario para ganar dimisión empresarial y disponer de sólidas organizaciones de productores de base cooperativa en el campo. En este sentido, ha avanzado que próximamente está previsto que la Junta apruebe el Decreto por el que se regulan las entidades asociativas prioritarias, que configurará un nuevo marco jurídico para mejorar el apoyo a las cooperativas agrarias de Castilla y León. Igualmente, ha recordado que el fortalecimiento de este sector se alinea con el modelo de la Junta de favorecer las plataformas de competitividad, en el que se da una participación integral y horizontal del sector productor con el de la transformación y la distribución en la cadena de valor del sector agroalimentario. Las cooperativas constituyen un nexo entre productores, industria y distribución que facilita la participación de agricultores y ganaderos en los distintos eslabones de la cadena alimentaria.