Herido grave el hombre que ha tratado de quemarse a lo bonzo en un campanario en Granada

El hombre de 34 años y origen serbio que ha tratado este jueves de quemarse a lo bonzo en el campanario de la Iglesia de San José, en el barrio granadino del Albaicín, permanece ingresado en estado grave en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

El hombre, según las primeras informaciones un indigente con las facultades mentales "mermadas", ha sido socorrido sobre las 8.40 horas por efectivos de la Policía Local, Policía Nacional y Bomberos, después de que haya prendido fuego a sus ropas en el citado campanario, al que se cree que pudo acceder el miércoles por la tarde, cuando algunos vecinos escucharon un sonido "extraño" de campanas.

Varios agentes han conseguido sofocar las llamas que se ha provocado en la ropa y le han trasladado hasta una ambulancia con el apoyo de los Bomberos y los servicios sanitarios del 061, que le han asistido en el lugar antes de llevarlo hasta el Hospital de Traumatología, donde está siendo asistido de las quemaduras de segundo y tercer grado que presenta.

Los Bomberos, que no han encontrado ningún acelerante del fuego ni gasolina, afirman que tiene el 60 por ciento de la superficie corporal afectada, aunque los facultativos que lo están atendiendo aún están valorando su estado.

El subdelegado del Gobierno en Granada, Santiago Pérez, ha detallado que sobre esta persona pesa un expediente de expulsión del país por el que el miércoles fue trasladado hasta dependencias policiales para que se realizaran los trámites pertinentes, aunque no ha precisado los motivos, que pueden ser por delinquir o simplemente por residir de forma ilegal en España.

Pérez ha querido desvincular este suceso, cuyas causas se desconocen, de cualquier "otro atisbo yihadista" y ha precisado que han sido las personas que estaban en el templo las primeras en "dar la voz de alarma".