Hasta 545 mujeres cuentan con protección policial contra el maltrato en Valladolid

En Castilla y León el número asciende a 2.657, tal y como ha anunciado la responsable de la Unidad Regional contra la Violencia de Género, Rosa Urbón.

La provincia de Valladolid cuenta con 545 mujeres con protección policial ante la posibilidad de volver a ser maltratadas o agredidas, tal y como ha desvelado Rosa Urbón, de la Unidad Regional contra la Violencia de Género. Un número que supone cerca del 20% en Castilla y León, que asciende a 2.657.

 

En la presentación de algunas medidas de autoprotección para mujeres de violencia de género, en la subdelegación del Gobierno de Valladolid, lo ha desvelado de esta manera Urbón. “El primer paso a seguir para erradicar este problema es uno bien sabido por todo el mundo, denunciar al agresor. De 46 mujeres que han muerto en Valladolid en lo que va de año, solo siete habían denunciado”.

 

“Los datos de mujeres protegidas están en tendencia a la baja, por suerte”, ha seguido al ser preguntada por el alto número. “En la región, sin hablar de datos concretos, se ha reducido en torno a un 10 o 12% respecto al año pasado”.

 

Las medidas son varias. En casa cambiar la cerradura, cambiar los números de teléfono y pedir a la empresa que no los ponga en la guía, además de explicar la situación a personas de confianza cercanas para que puedan ayudar en caso de ser necesario. Fuera del domicilio, llevar siempre el móvil por lo que pueda pasar y cambiar las rutinas que se seguían antes del maltrato. En este sentido, Urbón ha insistido en el hecho de que las personas cercanas sepan de la circunstancia.

 

“No hay que tener vergüenza en contarlo, los profesores y responsables de los niños, por ejemplo, también es bueno que lo sepan. Y en caso de haber algún problema, como encontrarse con el maltratador por la calle, ir a un sitio concurrido y llamar al 112 o al 016”, teléfono de atención a las mujeres víctimas que funciona 24 horas al día 365 días al año.

 

“Son medidas fáciles, sencillas, pero para demostrar a la mujer que no está sola, que tiene a alguien ahí”, ha concluido la responsable de la Unidad Regional contra la Violencia de Género.