Hasta 2.000 corredores se despiden de 2015 en Valladolid en el Cross de ‘Las 12 Uvas’

Mas de 1.000 corredores en la categoria masculina. A.MINGUEZA
Ver album

El Parque Ribera de Castilla acogió la trigésimo segunda edición de una prueba que ya se ha vuelto un clásico del último día del año. El tiempo, impropio de estas fechas, acompañó.

Un tiempo magnífico, muchas ganas de correr y, sin duda, de despedir este año que acaba. Valladolid volvió a convertirse este jueves, 31 de diciembre, en una ciudad atleta en el Cross de ‘Las 12 Uvas’ que se celebró en el Parque Ribera de Castilla. Todo ello bajo un clima excepcional y que propició que los 2.000 corredores que se congregaron en la cita pudieran disfrutar de una prueba que alcanzó su trigésimo segunda edición y que ya se puede catalogar como un clásico para despedir el año.

 

Ni cortos ni perezosos, los corredores fueron llegando desde primera hora de la mañana a un circuito preparado para la ocasión y que hizo las delicias de los más aguerridos durante toda la mañana. Y es que el Cross se prolongó algo más de cuatro horas entre diferentes recorridos, pruebas y categorías.

 

Casi todos en pantalón corto, alguno con medias o camiseta térmica, algún otro con gorro o bragas en cabeza o cuello, el ambiente fue casi inmejorable. En cierto modo a estos últimos se les podría tildar de locos, pues si algo no hacía demasiada falta en el fresco ambiente vallisoletano era demasiada ropa de abrigo. Contra natura, y contra lo que se suele ver el resto de años, la temperaturas rondó siempre los cinco grados y no fue excesivamente fría para los runners, los primeros sorprendidos por la situación.

 

Eso sí, como en toda carrera tiene que haber un ganador, finalmente fueron Nuria Lugueros, con un tiempo de 20 minutos y 50 segundos, y Nassim Hassaous, con 27 minutos y 46 segundos, quienes se alzaron por encima del resto para hacerse con la victoria.

 

NO SOLO CORRER

 

Pero si algo quedó claro en La Rondilla es que en el Cross de ‘Las 12 Uvas’ no solo se trataba de correr. Los participantes, que llegaron de todas partes del territorio nacional e incluso de otros países europeos, rindieron un homenaje al desaparecido Miguel Calabor, jefe de deportes de El Corte Inglés de Valladolid. Una "promesa" del atletismo juvenil en los años ochenta.

 

Por otra parte, fuentes de la organización quisieron destacar que esta exitosa carrera supone, por tercer año consecutivo, un "hito absoluto" en el número de inscritos, con el mencionado total de 2.000, el máximo posible admitido por la organización. Un cupo que se llena año tras año... hasta el que viene.