Hansbrough y Tavares hunden un poco más al CB Valladolid

El Herbalife Gran Canaria superó por 89-60 al CB Valladolid. Los locales tardaron en romper el partido pero la gran actuación de Hansbrough (23 pt, 29 val) y Tavares (10 pt, 13 reb, 26 val) pesó.

89. Herbalife Gran Canaria (25+21+19+24): Bellas (6), Martín (6), Newley (8), Hansbrough (23) y Báez (8) -cinco inicial-, Oliver (3), O'Leary (15), Tavares (10), Beirán (6), Borovnjak (2), Alvarado (2) y Cruz (-). Entrenador: Pedro Martínez.

 

60. CB Valladolid (16+16+20+8): Rowe (6), Haritopoulos (12), Cvetinovic (2), Martínez (2) y Andusic (12) -cinco inicial-, Johnson (7), Vilhjalmsson (4), Suka (9), Sinanovic (4) e Izquierdo (-). Entrenador: Ricard Casas.

 

Árbitros: Jiménez, Guirao y Sánchez. Sin eliminados.
 

 

Incidencias: Partido correspondiente a la decimoséptima jornada de la Liga Endesa de baloncesto que se disputó en el pabellón del Centro Insular de Deportes ante unos 4.300. En los prolegómenos del encuentro fue homenajeado el atleta etíope Haile Gebrselassie, padrino este domingo de la Gran Canaria Maratón 2014.

El Herbalife Gran Canaria cumplió con la condición de favorito en la decimoséptima ronda de la Liga Endesa de baloncesto al vencer hoy al Valladolid por 89-60, tras un discreto encuentro de los pupilos de Pedro Martínez, entre los que sobresalió el acierto del alero Hansbrough.
 

El 'Granca', que ya tenía la clasificación para la Copa del Rey desde la pasada semana, exhibió ambición ofensiva. Sin embargo, el Valladolid no lo puso fácil y, al comienzo del enfrentamiento, tampoco acreditó la condición de colista.
 

Después de perder con La Bruixa d'Or y Unicaja, con pitos en casa ante los manresanos, los anfitriones se conjuraron para reconciliarse con su afición, pero el conjunto castellano sorprendió con los parciales 0-4 y 2-6.
 

El Herbalife buscó entonces acciones de Hansbrough para acercarse en el marcador y, después, logró las primeras ventajas cuando llegaron los triples de Báez (16-12) y Oliver (20-14).
 

El Valladolid abusó de las acciones individuales y facilitó que el Gran Canaria comenzara a escaparse en el marcador, para alcanzar una renta máxima de nueve puntos al término del cuarto con un triple de Javier Beirán casi sobre la bocina (25-16).
 

En la segunda manga el conjunto que dirige Ricard Casas no se amilanó y llevó dudas a su rival con dos triples seguidos de Vilhjalmsson y Suka (29-23), que encontraron la respuesta desde los 6,75 metros del pívot dominicano Eulis Báez (32-23).
 

Después de una técnica doble a Bellas y Rowe, el base amarillo anotó un triple (41-27) y una canasta contra tablero que elevó la renta amarilla a los quince puntos (46-31).
 

El tercer cuarto el Valladolid sorprendió con un parcial 2-11 en cinco minutos -Tavares fue el único que encestó para los locales-, que dejó la diferencia a solo 5 puntos (48-43).
 

En ese momento el estadounidense Hansbrough asumió la responsabilidad del equipo amarillo y con un festival ofensivo que se extendió al inicio de la cuarta manga, que incluyó 4 triples, terminó por romper el choque con el parcial 71-52.

 

Ricard Casas pidió tiempo para reconducir el juego vallisoletano, pero el partido ya estaba roto y los grancanarios no volvieron a encontrar oposición.
 

Con el choque decidido, los dos técnicos dieron minutos a los jugadores menos habituales, una medida que fue aplaudida por el público que, a falta de juego, se dio una alegría haciendo intentos de ola.