Hamilton quiere dejar el título a punto en la penúltima carrera

Hamilton, con más papeletas que su gran rival Rosberg de hacerse con el Mundial

El piloto británico Lewis Hamilton (Mercedes) aspira a dejar a punto su segundo título mundial en el Gran Premio de Brasil, penúltima cita del calendario de la Fórmula 1 donde no puede salir campeón pase lo que pase, debido al doble reparto de puntos previsto para la carrera final en Abu Dhabi.

Hamilton encara el punto álgido de la temporada en un estado de forma inmejorable, después de apuntarse cinco victorias consecutivas en Italia, Singapur, Japón, Rusia y Estados Unidos. Esta racha le ha reportado un botín de 24 puntos sobre su rival Nico Rosberg, que ha exhibido menos aplomo que su compañero de equipo en los momentos más 'calientes' sobre el asfalto.

El piloto británico puede encarrilar su segundo campeonato en el circuito donde conquistó el primero hace seis años con un final de película. A falta de la última vuelta de aquel Mundial, Felipe Massa era el campeón, pero un adelantamiento de Hamilton a Timo Glock en la penúltima curva le permitió acabar quinto y arrebatar al brasileño la gloria que ya saboreaba.

Ese recuerdo imborrable de 2008 es, en realidad, el único bueno que el inglés guarda del Autódromo Jose Carlos Pace, donde nunca ha logrado subirse al podio en siete visitas. Hamilton espera cerrar esta racha apoyado en su impresionante regularidad: se ha situado entre los tres mejores en las 14 carreras que finalizado este año.

Curiosamente, Rosberg tampoco ha logrado brillar nunca en Sao Paulo, donde su mejor resultado es el cuarto puesto en 2007 cuando militaba en Williams. Además, el alemán sufrió un golpe moral importante el pasado domingo en el Circuito de las Américas, ya que su adversario le ganó por la mano con un gran adelantamiento.

ALONSO PODRÍA DESVELAR SU FUTURO

Fuera de la lucha entre los dos únicos aspirantes y con el Mundial de constructores en manos de Mercedes desde hace tiempo, el interés en el resto de la parrilla se centra en honores menores, como el tercer puesto en el Mundial que está a punto de confirmar Daniel Ricciardo (Red Bull) o la pelea por el cuarto entre Valtteri Bottas (Williams), Sebastian Vettel (Red Bull) y Fernando Alonso (Ferrari), encuadrados en un margen de seis puntos.

Lejos de épicas batallas por el título, como la que vivieron precisamente en Brasil hace dos años, el alemán y el español ahora solo centran el protagonismo debido a su futuro, envuelto en unas incógnitas que parecen a punto de resolverse como fichas de dominó: cuando caiga la primera, caerán todas las demás.

Alonso no se ha cansado de repetir en las últimas semanas que está muy satisfecho con todo lo que está ocurriendo entre bambalinas, unas negociaciones que señalan a McLaren como su destino más probable, tal y como ha dejado entrever el propio responsable del equipo británico, Eric Boullier.

A falta de confirmación oficial de este y otros movimientos, como el posible fichaje de Vettel por Ferrari, el asturiano afronta la que, casi con total seguridad, será su penúltimo fin de semana rodando para la 'Scuderia' -con la que no suma un triunfo desde hace 32 carreras- precisamente en uno de los circuitos donde nunca ha logrado vencer, pero donde ha subido en ocho ocasiones al podio.

Por segunda carrera consecutiva tomarán la salida tan solo 18 monoplazas, ya que Caterham y Marussia volverá a ausentarse por sus problemas económicos, aunque ambos equipos acaban de ser admitidos en la lista provisional para la temporada 2015. Con posibilidad de tormentas durante todo el fin de semana, tanto la calificación como la carrera se disputarán a las 17.00 (hora española).