Hamilton golpea de nuevo en Baréin

Hamilton, tres años más con la escudería alemana

Los españoles Fernando Alonso (McLaren) y Roberto Mehri acabaron en 11º y 17º posición respectivamente, con el abandono de Carlos Sainz (Toro Rosso) en la vuelta 31.

El piloto británico Lewis Hamilton (Mercedes) ha logrado la victoria en el Gran Premio de Baréin, cuarta prueba del Mundial de Fórmula 1 disputada en el circuito de Sakhir, seguido por el finlandés Kimi Raikkonen y escoltado en el podio por su compañero Nico Rosberg (Ferrari), mientras que los españoles Fernando Alonso (McLaren) y Roberto Mehri acabaron en 11º y 17º posición respectivamente, con el abandono de Carlos Sainz (Toro Rosso) en la vuelta 31.

  

La carrera estuvo dominada de principio a fin por el piloto inglés, que firmó su segundo triunfo consecutivo de la campaña tras la victoria en China, y se subió al cajón del podio junto con Kimi Raikkonen, algo que no lograba desde el Gran Premio celebrado en Corea durante el año 2013, tras aprovechar un error garrafal de Rosberg en la penúltima vuelta.

  

Fernando Alonso, a pesar de quedarse a un puesto de la zona de puntos, fue la tibia luz dentro de la oscuridad que reinó, una vez más, en McLaren-Honda. Button no tomó la salida por unos "problemas no reparables" mientras que el piloto asturiano logró terminar la carrera en la 11º posición. Cuatro citas mundialísticas después, no son los mejores resultados para pegar el definitivo 'gran salto' que vaticina Ron Dennis para el Gran Premio de España, próxima cita del Mundial.

  

Peores resultados obtuvo, por su parte, el madrileño Carlos Sainz, que fue penalizado en la salida con cinco segundos por exceder el tiempo máximo en la vuelta de reconocimiento y no pudo corroborrar las buenas sensaciones durante la calificación al abandonar la carrera en la vuelta 31 por una rueda mal ajustada.

 

NO HAY QUIEN PUEDA CON HAMILTON

  

La salida en el circuito de Sakhir dejó a Lewis Hamilton sintiendo el aliento de los Ferrari, aunque fuera cuestión de tiempo. Ni la parte sucia privó al finlandés Kimi Raikkonen ganar la tercera posición a un Nico Rosberg que fue de menos a más durante la carrera. El alemán se las mantuvo tiesas con los dos Ferrari para certificar la hegemonía de los Mercedes.

  

El duelo soltó chispas, y nunca mejor dicho por lo que desprendían en la frenada los monoplazas por la parte posterior. Primero fue con Raikkonen, al que le devolvió la jugarreta y le adelantó por fuera. Poco después, se acercó a los tiempos de Sebastian Vettel, al que adelantó, esta vez, por dentro. Con la pelea del piloto alemán con la 'Scudería', Lewis Hamilton aprovechó para abrir un hueco y alejarse del grupo perseguidor.

  

Tan solo Raikkonen pudo experimentar las sensaciones de ir primero en Sakhir durante la parada de menos que hizo con respecto a Hamilton. Una vez que el finlandés entró, Hamiltón redactó el guion de su victoria mientras Rosberg se afanaba en mantener la segunda posición. Se deshizo con facilidad de Vettel, que acumuló errores de bulto que llevaron a competir con Bottas por la cuarta plaza. Mejores sensaciones encontró Raikkonen que, tras el cambio de neumático, voló sobre Sakhir hasta el punto de arrebatarle el segundo puesto a Rosberg.

   Tal era el ritmo que tenía el finlandés que estuvo cerca de proclamarse vencedor en Baréin. En la última vuelta, los mecánicos de Mercedes comunicaron a Lewis Hamilton que tenía un problema en los frenos, lo que le obligó a medir bien sus maniobras en carrera.

   Hubo también algunos bailes que otros por detrás entre Valtteri Bottas (Williams), Daniel Ricciardo (Red Bull) y Romain Grosjean (Lotus), que compitieron por seguir la estela de los Mercedes y de los Ferrari. Sólo el finlandés de Williams consiguió desmarcarse e, incluso, anteponerse a un Vettel, que acabó en la quinta posición, desesperado por los tiempos.

   Así, Hamilton repite triunfo en Baréin un año después y sube por tercera vez en este año a lo más alto del podio. El británico domina el campeonato del mundo con 93 puntos, por los 66 de Nico Rosberg y los 65 de Vettel. Carlos Sáinz, a pesar del abandono, sigue con sus seis puntos y los españoles Fernando Alonso y Roberto Mehri continuán inéditos a tres semanas de competir en Montmeló.