Hallan el mecanismo que controla el color de la piel

Mujer que sufre vitíligo en su piel GETTY//OLENAGORBENKO

Un par de señales moleculares controlan el color de la piel y el pelo en ratones y seres humanos y podrían ser el blanco de nuevos medicamentos para el tratamiento de desórdenes de la pigmentación de la piel como el vitíligoL

Un par de señales moleculares controlan el color de la piel y el pelo en ratones y seres humanos y podrían ser el blanco de nuevos medicamentos para el tratamiento de desórdenes de la pigmentación de la piel como el vitíligo, según un informe elaborado por científicos del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York, en Estados Unidos.

 

Encontrar maneras de activar estas vías, según los investigadores, podría llevar a terapias de repigmentación de células dañadas de la piel en el vitíligo, una enfermedad desfiguradora marcada por la pérdida de la pigmentación de la piel, dejando una apariencia blanca con manchas.

 

Las mismas vías podrían servir como dianas para las terapias con medicamentos que repigmenten células ciliadas canosas para personas que buscan un aspecto más joven, pero que son alérgicas a los tintes cosméticos. Estas terapias podrían algún día reforzar el pigmento para corregir la decoloración alrededor de las cicatrices.

 

En experimentos con ratones y células humanas, los investigadores encontraron que el control de estas células de la piel y del cabello en etapa temprana, conocidas como células madre de melanocitos, se regula mediante reacciones de señalización célula a célula. Estas reacciones son parte del receptor de endotelina tipo B (EDNRB) y las vías de señalización de Wnt.

 

Las investigaciones anteriores habían demostrado que las proteínas de la endotelina y la vía EDNRB ayudan a controlar el desarrollo de los vasos sanguíneos, así como algunos aspectos del crecimiento y la división celular, según los científicos.

 

Pero estos expertos creen que sus nuevos hallazgos, que se publican este jueves en la edición digital de 'Cell Reports', son la primera evidencia que vincula las vías de señalización al crecimiento normal de las células que producen el pigmento (melanocitos) y proporcionan color a la piel y el cabello.