Hallada agua dulce en el mundo digital

Hoy ha sido noticia en diversos mentideros de la ciudad una noticia que, de haber sido recogida por las primeras planas de la prensa, habría eclipsado sin duda la reciente noticia del hallazgo de agua salada en Marte: Se ha encontrado agua dulce en el Mundo Digital.

 

EL AUTOR

 

Andrés Macario es un empresario de Valladolid, fundador y director general de Vacolba, distribuidor autorizado de Movistar, que desarrolla su actividad con un contact center de ventas y marketing digital de resultados. Andrés está muy presente en el mundo digital a través de su blog andresmacario.com y su cuenta en Twitter @andresmacariog

El descubrimiento hay que atribuirlo a un dron que fue lanzado desde Valladolid hace tres lustros -allá por los comienzos del milenio- sin apenas esperanzas de volver a tener noticias del mismo.

 

En aquéllos tiempos el Mundo Digital se tenía por una tierra inerte donde había que descartar cualquier tipo de vida o expectativa de ella. Sólo algunos estudiosos excéntricos hablaban del mismo. “Sin agua no hay vida –concluían siempre tras interminables discusiones y sesudos análisis-: Lo que vivimos en el mundo físico, molecular, nunca se podrá vivir en un mundo de bits”.

 

Para sorpresa de algunos -ya pocos- y hartazgo de otros, el mundo digital forma hoy parte inseparable de nuestra realidad cotidiana. Aprendemos, jugamos, nos relacionamos. Reímos. Sentimos. Es posible que muchos de nosotros pasemos, más tiempo, inmersos en el digital que en el físico –o fuera de línea-. Tan real uno como el otro. Y algo que aún nos debe importar más: Aquéllos a los que nos dirigimos, amigos, clientes, grupos de interés, públicos en general, seguramente depositan la mayor parte de su tiempo en el mundo digital, la mayor parte de sus intereses, de sus necesidades, de sus inquietudes, de sus soluciones.

 

En efecto. El descubrimiento de agua dulce en el mundo digital cada uno lo hace cuando le llega el momento. El descubrimiento de que aquí podemos encontrar vida, crecer, multiplicar nuestras oportunidades profesionales y de negocio. Para un directivo, ese momento debería ser ya parte del pasado. Los directivos, empezando por el CEO, debemos ser los primeros en subirnos al transbordador, los primeros en explorar este mundo lleno de vida.

 

Los directivos debemos ser los primeros en representar a nuestras marcas mediante nuestra identidad digital. Y, lo que es más importante, somos el principal ejemplo para nuestros empleados, que son los embajadores idóneos de nuestra marca y gozan de la máxima credibilidad cuando hablan de nuestra compañía. Hoy es noticia, sí. ¡Alguien ha encontrado agua fresca en el mundo digital! Ojalá este dron digital haya contribuido al descubrimiento.