Hacienda 'trinca' a Adriano otro futbolista del FC Barcelona por fraude

Adriano

La Fiscalía ha denunciado al jugador del FC Barcelona Adriano Correia por presuntamente haber defraudado más de 646.000 euros a Hacienda entre 2011 y 2012, al no haber tributado por los ingresos derivados de la cesión de sus derechos de imagen.

En la denuncia presentada este miércoles en los juzgados, el fiscal Ricardo Sanz-Gadea sostiene que el futbolista obtuvo importantes ingresos por la cesión de sus derechos de imagen que debería haber tributado en sus declaraciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) pero que no lo hizo.

 

El jugador del FC Barcelona "eludió su tributación mediante un doble mecanismo": ocultó los ingresos derivados de un contrato suscrito con la marca deportiva Nike y luego, presuntamente, simuló la cesión de sus derechos de imagen a una sociedad puramente instrumental.

 

El jugador del FC Barcelona "eludió su tributación mediante un doble mecanismo": ocultó los ingresos derivados de un contrato suscrito con la marca deportiva Nike y luego, presuntamente, simuló la cesión de sus derechos de imagen a una sociedad puramente instrumental.

 

En primer lugar, ocultó presuntamente los ingresos derivados del contrato que suscribió con Nike el 1 de agosto de 2007 y por el que percibió en 2011 un total de 63.304 euros, según el escrito del fiscal.

 

Luego, simuló la cesión de sus derechos a la sociedad instrumental 'Chacun a Sa Place', constituida en 2001 en Madeira y que el jugador adquirió en febrero de 2011 a una sociedad domiciliada en las Islas Seychelles.

 

Curiosamente, antes de comprar esta empresa, Adriano ya había cedido, el 20 de julio de 2010, todos los derechos de explotación de su imagen a la misma por 2.300.000 euros por diez años.

 

"De esta forma, Adriano Correia se habría servido del ventajoso régimen fiscal de dicho territorio portugués para percibir las rentas derivadas de la cesión de la explotación de sus derechos de imagen al FC Barcelona", concluye el fiscal.

 

Adriano firmó en exclusiva el 17 de julio de 2010 con el FC Barcelona la cesión de sus derechos de imagen, vinculados a su condición de miembro de la plantilla; la contraprestación era de 435.000 euros la primera temporada con sucesivos incrementos hasta los 594.000 euros para la temporada 2014/15.

 

Más tarde, el jugador comunicó al FC Barcelona que cedía dichos derechos a 'Chacun a Sa Place', a las que debería hacer los pagos adelante y, la misma sociedad, como concesionaria de Adriano, firmó un segundo contrato con Nike el 1 de septiembre de 2011.

 

EL EJERCICIO DE 2013

 

Adriano presentó sus declaraciones de IRPF de los años 2011 y de 2012 pero, en ninguno de los dos ejercicios, declaró ingreso alguno de la explotación de sus derechos de imagen, lo que, según la Inspección de Hacienda, supuso defraudar 189.419 euros el primer año y 456.666 el segundo.

 

Después de que en mayo de 2014 se iniciase la inspección, el 12 de noviembre del mismo año Adriano presentó una declaración complementaria por el IRPF de 2013 incrementando en 924.750 los ingresos que en un principio había declarado.