Guerra vuelve a su tierra en la "final" contra el Málaga

El pichichi vallisoletano espera que los jugadores pucelanos "estén a la altura" y se felicita por haber recuperado el olfato goleador contra el Levante, aunque su tanto fuera "un churro.

El partido que el Real Valladolid juega contra el Málaga puede ser decisivo para el futuro de los pucelanos. Incluso su entrenador podría hacer las maletas de no conseguir un resultado positivo. Para todos los jugadores albinegros será una lucha a vida y muerte, aunque para uno de ellos el choque tendrá un añadido emocional: es Javi Guerra, el pichichi vallisoletano, que vuelve a su casa.

 

Para Guerra, que parece haber recobrado el olfato goleador, aunque su tanto frente al Levante fuera “un churro, el duelo ante el Málaga es “casi una final”. El malagueño espera que todos los jugadores “estén a la altura” y mejoren su puesta de largo en los inicios de los partidos, algo que hasta ahora ha lastrado al Pucela. “La reacción siempre es buena, pero es cierto que nos cuesta entrar en los encuentros”, dice el ariete.

 

El pichichi del Real Valladolid, autor de doce dianas en lo que va de Liga, desea prolongar su buena racha y sobre todo hacer que su equipo escape de la quema del descenso.