Guardiola se va del Bayern sin 'Champions' y con tres verdugos españoles

El nuevo entrenador del Manchester City, Pep Guardiola

El entrenador del Bayern de Múnich, Pep Guardiola, sigue con la maldición de las semifinales de Liga de Campeones contra equipos españoles pues ha caído esta vez ante el Atlético de Madrid y suma esta derrota y decepción a las cosechadas, también en semifinales, contra FC Barcelona y Real Madrid en años anteriores, y dirá adiós al conjunto bávaro sin haber podido dejar ninguna 'Champions' en sus vitrinas.

Guardiola no ha roto el gafe que tiene como técnico del equipo bávaro en las semifinales de la 'Champions' ante equipos españoles, sino que lo ha acrecentado. Las voces contrarias a su figura resonarán con altavoz ahora que, una vez anunciada su marcha al Manchester City, se va sin ganar ninguna Liga de Campeones y habiendo logrado dos Bundesligas, que serán tres salvo sorpresa, y una Copa que pueden ser dos como pobre balance de títulos ganados.

Demasiado poco para un técnico que llegaba a Múnich tras ganarlo prácticamente todo con el FC Barcelona, haciéndose con 14 de 19 títulos posibles en el banquillo blaugrana. En Alemania intentó imponer su estilo, su ADN futbolístico adquirido en la Masia, pero adoptándolo al fútbol directo e intenso de la Bundesliga. Más o menos lo logró, pero en Europa, pese a tener a uno de los mejores equipos del momento, no ha sabido ser capaz de repetir la fórmula del éxito.

Guardiola no optará así a lograr su primera Liga de Campeones en Múnich y no podrá brindar ese regalo de despedida al club bávaro. En sus dos primeras temporadas no pudo hacerlo tampoco al chocar contra el Real Madrid y el FC Barcelona en semifinales. Esta vez, ante el Atlético de Madrid y con el suspense por la derrota en la ida, no ha sido capaz de remontar y ha vuelto a ser dinamitado por su pasado.

En su primer año en Múnich, en la temporada 2013/14, llegó a las semifinales pero cayó con estrépito a manos del Real Madrid. El gol de Benzema en el Santiago Bernabéu (1-0) daba ventaja a los blancos y, en el Allianz Arena, lejos de remontar como sí ha hecho este martes, se derrumbaron (0-4) ante los dobletes de Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo.

Y, en la temporada pasada, llegó con fuerza de nuevo a las semifinales pero fue su Barça quien le apartó del éxito. Ahí empezaron a aparecer las dudas en el entorno del club bávaro sobre la idoneidad de Guardiola como técnico de un Bayern que salió malparado del Camp Nou (3-0, doblete de Messi y gol de Neymar) y no pudo más que maquillar la eliminatoria en el Allianz Arena (3-2).

Este año se ha estrellado de nuevo ante un equipo de la Liga BBVA, un Atlético de Madrid que ya le daba problemas en su época en Barcelona y que, ahora, le vuelve a apartar del título y ha hecho despertar a los bávaros del sueño del triplete, de nuevo truncado.

Un triplete que sí logró Guardiola como entrenador del FC Barcelona en 2009 y que ahora querrá repetir con el Bayern de Múnich para decir adiós al club de la mejor de las maneras. Llegó como gran salvador y revolucionario en 2013 pero, pese a coger un Bayern que sí hizo el triplete con Jupp Heynckes justo antes de su llegada, no ha podido repetirlo ni confirmarse como tal.

Las muchas esperanzas que tenían puestas en Múnich en Guardiola, incluso antes de que Heynckes se reivindicara con ese triplete histórico, no se han visto cumplidas. Sí ha ganado dos Bundesligas y está apunto de lograr la tercera, sí ha logrado una Copa y recogió la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes cuyo billete había sellado Heynckes, pero se irá sin haber logrado ninguna Liga de Campeones.

Será el Atlético de Madrid quien, contra Real Madrid o Manchester City, su futuro equipo a partir de este verano, por cierto, intentará ganar esta preciada 'Champions' el 28 de mayo en Milán.