Guardias civiles auxilian a un niño que iba en un caballo desbocado en sentido contrario en la SE-30

Dos agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han conseguido salvar a un jinete menor de edad cuyo caballo se desbocó del grupo de caballistas y, descontrolado, cabalgaba en dirección contraria por la autovía Se-30, poniendo en grave peligro tanto al jinete como a los guardias civiles y al resto de usuarios de la vía.

Según informa el instituto armado en un comunicado, mientras los agentes de la patrulla motorizada del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Dos Hermanas realizaban el acompañamiento desde la cuadra de equitación donde se alojan los caballos durante la Feria de Abril hasta el recinto ferial observan a uno de los caballos que se desboca y sale a galope en dirección contraria por la Se-30, en una hora punta donde la circulación era muy densa.

Los dos agentes se incorporan a la autovía en sus respectivas motocicletas también en dirección contraria y, tras esquivar a diversos vehículos poniendo en grave peligro sus vidas, consiguen controlar y parar al caballo.

Tras conseguir detener al equino, los agentes bajaron, tranquilizaron y animaron al jinete, menor de diez años, que sufría un gran estado de ansiedad, entregándoselo posteriormente a sus familiares.