Guardia Civil y Policía han perdido 5.504 efectivos en los dos últimos años

España tenía a finales de 2013 un total de 149.781 policías y guardias civiles, lo que supone 5.504 efectivos menos que dos años antes, un descenso del 3,54 por ciento, según los datos facilitados por el Ministerio del Interior en el Congreso de los Diputados.

Los datos del departamento de Jorge Fernández Díaz, enviados en respuesta a varias preguntas del portavoz del PSOE Miguel Ángel Heredia, recogen que el número de efectivos ha descendido en las dos ciudades autónomas y en todas las provincias españolas a excepción de cuatro --Teruel, Soria, Girona y Tarragona-- que tuvieron incrementos muy leves.

La Policía Nacional tenía a finales del año pasado un total de 69.610 agentes, 2.983 menos que dos años antes (-4,11 por ciento); en sus Servicios Centrales había 10.126 policías, 822 menos que en 2011, un descenso del 7,51 por ciento. Los efectivos del Cuerpo Nacional de Policía solo aumentaron en estos dos años en tres provincias: Tarragona (5,26 por ciento), Lleida (4,97 por ciento) y Castellón (1,88 por ciento).

En lo que se refiere a la Guardia Civil, perdió 2.521 agentes entre 2011 y 2013, al pasar de 82.692 a 80.171 (3,05 por ciento menos); el descenso de los efectivos de Servicios Centrales fue del 3,29 por ciento (234 menos). Seis provincias --Girona, Barcelona, Baleares, Soria, Teruel y Madrid-- y la ciudad autónoma de Melilla vieron aumentar el número de guardias.

A la vista de los datos, el PSOE ha denunciado que "nunca se ha reducido tantos efectivos en tan poco tiempo" y Heredia ha manifestado su "preocupación" a la vista de que "esos recortes se traducen en un descenso en la seguridad de los ciudadanos".

Además, ha lamentado que el Gobierno "apueste por la seguridad privada, como pone de manifiesto su Ley de Seguridad Ciudadana" con la que, según ha incidido, "ganan las empresas pero pierden los ciudadanos".