Grupo Norte mira al futuro “con optimismo” gracias a un beneficio de 167 millones en ventas en 2013

Miguel Calvo, consejero delegado, frente al logo de Grupo Norte antes de la rueda de prensa. JUAN POSTIGO

La compañía de servicios, tras su expansión a Perú el año pasado, cuenta con 11.000 contratos “pese a la mala situación” y pretende crear 500 para 2014.

La compañía vallisoletana Grupo Norte mira al vaso de su futuro y lo ve medio lleno. Después de un 2013 que se cerró con unas ventas consolidadas de 167 millones de euros, un 1% más que el año anterior, un beneficio operativo de 3’7 millones y mantener la plantilla de 11.000 empleados, no es para menos.

 

“Son unas cifras que demuestran que seguimos avanzando, y lo mejor es que prevemos más crecimiento para 2014”, ha explicado este martes Miguel Calvo, consejero delegado de la compañía de servicios, a los medios. “Es difícil hacer un balance de 2013 sin fijarnos en la situación general, que ha afectado a nuestros clientes. El crecimiento macroeconómico ha sido escaso, el empleo no se ha portado bien y hay una clara tendencia al alza para los costes laborales. Pero en Grupo Norte hemos sabido capear el temporal”, ha seguido.

 

No son los únicos datos que ha querido destacar Calvo. De los 11.000 trabajadores, 414 cuentan con alguna discapacidad, y para el año que viene la intención de Grupo Norte pasa por crear 500 puestos nuevos. Además, un 70% de estas personas cuenta, a día de hoy, con un contrato indefinido. Y es que esa es una de las claves de la buena marcha de la compañía que ofrece servicios de seguridad, limpieza o jardinería, entre otras.

 

“Somos conscientes de que no seríamos nada sin nuestros empleados. Contamos con personas que están contentas y satisfechas en sus puestos de trabajo”, ha destacado Calvo. Precisamente de los 500 puestos que se esperan crear en 2014, muchos de ellos irán para Chile, sede que se abrió hace ya una década y a la que se unió la nueva de Perú, que vio la luz el año pasado. Eso sí, el consejero delegado dejó claro que “por ahora no está prevista la expansión a otros países”. Precisamente en Chile el beneficio de ventas alcanzó los nueve millones, un 12% más que en 2012.

 

Aunque no es todo un camino de rosas para Grupo Norte. Miguel Calvo también quiso dejar constancia de que los resultados “podían haber sido mucho mejores” de no ser por ciertos impedimentos ajenos a la compañía.

 

“Subieron demasiado las cotizaciones, se cambió la baraja a mitad del juego y esto nos trastocó los presupuestos, pese a que hayamos solucionado bien el problema. Fueron cambios imprevistos”. A raíz de ello, los ya nombrados beneficios operativos de 3’7 millones conseguidos en 2013 se quedaron en un 17% menos respecto a 2012. Menos, pero beneficios al fin y al cabo. Calvo también quiso poner en el apartado de ‘peros’ de la compañía y como objetivo a pulir para el futuro el “igualar todos los servicios para toda España”, es decir, llegar a lugares como Cataluña o Andalucía donde se oferta menos.

 

También quiso sacar pecho el consejero delegado en nombre de toda la compañía Grupo Norte por el “éxito” de la estrategia ‘Soluciones Globales’, por la que se crearon nuevos contratos en sectores como el de la automoción, el aeronáutico o el agroalimentario, además del I Premio Europeo de Responsabilidad Social Empresarial concedido por la Comisión Europea.

 

La conclusión es clara. “Lo importante es que podemos decir que hemos cumplido nuestros objetivos y que seguimos adelante con optimismo”, concluyó Calvo.