Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Greenpeace denuncia las "graves deficiencias" del Consejo Ártico para controlar un vertido de petróleo en el Ártico

La organización ecologista Greenpeace ha denunciado las "graves e inadecuadas" medidas de control de los vertidos en el Ártico y la falta de sanciones "efectivas" por parte del Consejo del Ártico, por lo que esta entidad tendría "deficiencias" para responder a derrames de petróleo.
MADRID, 4 (EUROPA PRESS)



Greenpeace revela que estas son algunas de las conclusiones que se extraen de un documento oficial del Consejo Ártico sobre el control de vertidos que se ha filtrado, en víspera del encuentro de ministros de Medio Ambiente del Consejo Ártico.

El documento 'La cooperación en materia de contaminación marina por petróleo.Preparación y Respuesta en el Ártico' (Co-operation on Marine Oil Pollution Preparedness and Response in the Arctic), muestra las "graves e inadecuadas medias de control de vertidos y la falta de sanciones efectivas". Este informe está programado para adoptarse por los países miembro en la reunión de ministros de exteriores del próximo mes de mayo.

Según la ONG, el borrador tiene un "lenguaje vago" porque pide a los países que adopten "medidas apropiadas" para hacer frente a un derrame de petróleo, pero no especifica un nivel mínimo de qué consideran medidas apropiadas. Además, considera que omite "importantes elementos" como la inclusión de obligaciones de pago para las empresas petroleras o disposiciones efectivas en el caso de un derrame transfronterizo.

Para el responsable de la campaña internacional en el Ártico de Greenpeace, Ben Ayliffe, este borrador de acuerdo "no inspira ninguna confianza en la capacidad que tiene el Consejo Ártico para proteger esta frágil región en el caso de que sucediera lo peor".

"Es increiblemente vago pues es incapaz de pedir responsabilidades a las empresas por las consecuencias de sus errores y no existe ningún elemento que asegure una capacidad adecuada para lidiar con un derrame en esta región", ha subrayado.

Asimismo, Greenpeace apunta que existen "serias dudas" sobre el papel que han podido jugar las empresas petroleras en la redacción de este documento y si el Consejo Ártico está "preparado para vigilar este entorno natural pristino con eficacia".

"Aunque el mundo entero está pendiente del Consejo Ártico, éste no está superando el examen", subraya Ayliffe, que denuncia que este acuerdo "exige muy poco" a Canadá, Dinamarca, Groenlandia, las Islas Faroe, Islandia, Noruega, Rusia, Suecia y EEUU, por lo que "es efectivamente inútil".

Según Greenpeace, ninguna empresa petrolera ha demomstrado que pueda limpiar una marea negra en el hielo y el Consejo Ártico no expone un mínimo conjunto de las capacidades técnicas que deben tener los países antes de una perforación. Dado que muchas de las áreas de perforación en el Ártico son muy remotas, no hay ninguna garantía de que los recursos para el control del derrame estarán disponibles o serán los adecuados.