Grave cogida del novillero vallisoletano Jorge Escudero en su debut en Las Ventas

El novillero vallisoletano Jorge Escudero, ha sufrido una grave cornada de dos trayectorias cuando recibió a su primero a portagayola en el importante compromiso que tenía este domingo en Las Ventas.

Ya lo avisó a este periódico el vallisoletano: "Voy a Las Ventas a jugarme el todo o nada. Si las cosas salen no salen bien me tendré que plantear mi carrera y mi vida".

 

La tarde no había empezado bien. Hubo baile de corrales y la novillada de La Gitana anunciada en los carteles fue sustituida por una de Aurelio Hernández. El vallisoletano no quiso dejarse nada en el tinero y se fue, con su porte de torero clásico, a recibir al primero de la corrido a portagayola. Fue ahí conde llegó la cornada. Su mozo de espadas, Francisco Galindo, lo relataba. "Estaba muy responsabilizado y fue a jugársela. El toro salió, se paró y le pegó una paliza considerable".

 

El pate médico facilitado por el equipo facultativo de LasVentas recogía la gravedad de la situación: "Herida por asta de roto en tercio medio cara anterior del muslo izquierdo, con dos trayectorias; una hacia dentro y arriba de 20 centímetros que causa destrozos en los múculos abductores, llegando a la cara posterior. Otro con trayectoria hacia dentro y hacia atrás de 15 centímetros que contusiona vasos femorales". Además, el joven novillero vallisoletano de 24 años presenta diversas contusiones en la región dorsal y en la muñeca. Con pronóstico grave, fue intervenido en la misma clínica de la plaza.

 

Mala suerte para esta trascental cita que le ha impedido lidiar a ninguno de sus enemigos.

Noticias relacionadas