González-Vigil pide el cese de Pérez-Reverte de la RAE tras su condena por plagio

Por el guión de la película gitano. 

El cineasta Antonio González-Vigil ha pedido el cese del escritor Arturo Pérez-Reverte de la Real Academia Española tras haber sido condenado en 2011 en los tribunales por plagio del guión de la película Gitano.

 

"Es indecente que siga siendo académico de la Lengua después de haber sido condenado por plagio, haber amenazado y haber mentido. Pido públicamente el cese de Pérez-Reverte porque me parece indigno", ha señalado el cineasta en rueda de prensa en la Academia de Cine.

 

Por su parte, Arturo Pérez-Reverte ha afirmado en un comunicado, facilitado a los medios al final del acto por su procuradora, Amparo Laura Díez, que no se ha producido ninguna novedad judicial recientemente y que no entiende el motivo de la rueda de prensa.

 

Además, apunta que desde el 2010 "el señor González-Vigil, no satisfecho por la cantidad a percibir establecida por la sentencia, viene procediendo a llamadas, intento de visitas, acoso continuo y amenazas al señor Pérez-Reverte y a sus abogados".

 

El escritor cree que el cineasta ahora "quiere más dinero", mientras que González-Vigil ha señalado que la última comunicación que ha recibido del juzgado ha sido el pasado 30 mayo y que no ha podido convocar antes la rueda de prensa porque estaba rodando dos películas.

 

González-Vigil ha querido hacer también mención a la "lamentable actitud de la Sociedad General de Autores", ya que, según ha expresado, "de los 11 peritos que intervinieron en el caso, solamente dos decían que no había plagio, ambos de la Sociedad".

 

El guionista no está de acuerdo con el peritaje que realizaron los dos miembros de esta organización, ya que "son informes basura", y asegura que solicitó "una peritación seria" y le contestaron que "no podían porque Pérez Reverte se negaba".

 

LA "AGRESIVIDAD" DE REVERTE

 

Por este motivo, señala que "la sombra de Reverte es muy alargada en España" y que lo que le motivó para seguir adelante con la demanda fue "la agresividad y el despotismo" con la que hablaba el novelista sobre este caso.

 

Así mismo, ha asegurado que ha perdido dinero durante el proceso, explicando que su productora ya estaba realizando las gestiones para crear una película con el mismo guión: "Económicamente ha sido una ruina, he vencido a nivel moral. Si el juicio lo hubiera ganado en Estados Unidos podría vivir de esto".

 

Por el contrario, la procuradora del escritor, que ha acudido como público a la rueda de prensa por voluntad propia, no está conforme con las declaraciones del cineasta y ha añadido que siempre que su "cliente hace una presentación este señor le pide dinero".

 

Lo que desean tanto ella como el autor, ha explicado, es que "este caso se acabe ya, puesto que salvo el chantaje y la extorsión, González-Vigil no sabe hacer otra cosa".

 

Declaraciones muy en sintonía con el comunicado del novelista, en el que sostiene que, "dada la escasa actividad laboral conocida por el señor González-Virgil", comprende que el cineasta "se vea obligado a buscarse la vida", pero que cree que "ya es el momento de que consiga otras fuentes de ingreso ajenas al escritor".

 

La sentencia obligada al conocido autor a pagarle al guionista una cantidad de más de 200.000 euros, de los que González-Vigil, según ha dicho, ha percibido el último ingreso el pasado mes de abril.