González prevé que en el nuevo mapa financiero de España sólo sobrevivan seis o siete entidades

Lo asegura el presidente del BBVA Francisco González, en una entrevista publicada por el diario alemán 'Handelsblatt',

El sistema financiero español contará dentro de dos o tres años, una vez concluido el actual proceso de reestructuración, con apenas seis o siete entidades bancarias, según señala el presidente del BBVA, Francisco González, en una entrevista publicada por el diario alemán 'Handelsblatt', donde expresa su confianza en que la entidad alcance en el mercado español una cuota del 20%, desde el 12,5% actual.

 

"En dos o tres años, creo que sólo existirán seis o siete instituciones en el sector financiero español", señala el banquero español, quien espera que continúen los movimientos de consolidación dentro de la industria más allá incluso de las cajas subastadas. "Podría producirse una mayor consolidación incluso entre bancos", apunta.

 

En este sentido, González no cierra la puerta a la posibilidad de realizar nuevas compras en España, donde confía en que la cuota de mercado de BBVA crezca desde el 12,5% actual hasta el entorno del 20%.

 

"Francamente, veo a BBVA sólo al principio de un nuevo ciclo de crecimiento del beneficio", señala el presidente del banco, quien subraya la importancia para la entidad del crecimiento aportado por Latinoamérica, pero también de otras regiones como EEUU, Asia y, por encima de todas, Turquía.  

 

Por otro lado, el presidente del BBVA, que también es vicepresidente del Instituto Internacional de Finanzas (IIF por sus siglas en inglés) hace un llamamiento a los líderes europeos para que centren sus políticas en el crecimiento de la región, lo que, a su juicio, representa el desafío "más urgente".

 

"Esa debería ser actualmente la tarea más urgente de los políticos", indica González, quien considera que Europa está perdiendo terreno frente a otras regiones y señala que la industria financiera espera que se fijen con la mayor rapidez y claridad posibles las exigencias regulatorias que servirán de base para adoptar sus decisiones a las entidades.

 

Asimismo, el banquero español confía en que la economía española, que en los tres últimos trimestres de 2012 se hundió en terreno recesivo, vuelva a crecer a finales del presente ejercicio y que en 2014 registre una expansión del producto interior bruto (PIB) del 1,1%.