González cree que Rubalcaba tendrá que ver si es más "solución que problema", o al revés

Dice que "la gente no sabe la talla que da en liderazgo hasta que no está en la responsabilidad".

El expresidente del Gobierno Felipe González ha afirmado que la decisión del secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, de presentarse o no a las primarias del PSOE para elegir al candidato a la Presidencia dependerá de si él "cree que es más solución que problema", o al revés, para el futuro del PSOE.


"¿De que dependerá si va (a las primarias)? Dependerá de si él en su consideración cree que es más parte del problema que de la solución", ha dicho en una entrevista en Cadena Ser recogida por Europa Press, o bien, si por el contrario, "es más solución que problema" para el partido.

Dicho esto, González ha señalado que "nadie va a influir" en la decisión de Rubalcaba, y además, cree que el líder socialista tiene "responsabilidad" e "inteligencia" para decidirlo. "Tiene la responsabilidad y la inteligencia para saber lo que tiene que hacer. Lo va a decidir él, créame, y nadie va a influir más que su propia toma de conciencia", ha puntualizado al respecto.

González ha aclarado que es "evidente" que Rubalcaba "tiene un problema", que el es "decidir si va o no" a presentarse al proceso de primarias. Así, ha señalado que el líder socialista tiene que actuar para poner "solución a un problema que tiene que resolver", que es hacer del PSOE "un partido ganador".

Preguntado por cómo actuaría él en su situación, el expresidente del Gobierno ha respaldado el silencio del secretario general del PSOE: "Guardarme la carta de lo que voy a hacer, y no contarlo", ha zanjado.

En esta línea, González ha aclarado que es "muy difícil anticipar" quién será el líder socialista. "La gente no se sabe la talla que da en liderazgo hasta que no está en la responsabilidad", ha insistido al preguntársele por su opinión respecto a quién es el futuro líder del PSOE.

CRISIS DE LIDERAZGO EN LAS ENCUESTAS

González también ha mostrado preocupación por el problema de liderazgo político que reflejan las encuestas. Preguntado por las declaraciones sobre el problema de liderazgo de Rubalcaba ha contestado que precisamente mostró su preocupación "por que hubiera tanto desapego".

"Me preocupa que Rubalcaba tenga un grado de aceptación tan bajo", ha subrayado, aclarando que aún así le considera "es una cabeza política muy ordenada" para gobernar al país. No obstante, considera que "por su propia inteligencia" Rubalcaba gestionará la situación de este desapego político: "Lo tiene que gestionar y lo hará", ha puntualizado.

González ha declarado que también le preocupa que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tenga un liderazgo "tan bajo" porque, a su juicio, "cuando se lidera un país" hay que tener "aceptación". "Estamos en un momento en el que parece más interesante que pierda el contrario a que gane el propio", ha criticado, precisando que de esta forma "hace menos falta el pulso del liderazgo". La falta de liderazgo, ha aclarado, "lleva a situaciones en las que más que ganar" es importante "derrotar al contrario".

En cambio, ha elogiado los sistemas políticos de algunos países "como Alemania" en los que "se intercala" a "gente más joven" en el Gobierno. "En España vamos a saltos", ha criticado, aludiendo a la media de edad del Gobierno de Rajoy.

"NINGUNA SEÑAL DE REMONTADA" EN LA CRISIS ECONÓMICA

En relación con la crisis económica, a diferencia de las declaraciones que apuntan a la recuperación, González ha pedido que se analicen "los parámetros de todo tipo", tanto "macroeconómicos" como "sociales" o "la prima de riesgo", para compararlos con los de "hace dos años". "Y que me digan en cuáles hemos mejorado para afirmar que estamos saliendo de la crisis", ha especificado.

A este respecto, el expresidente del Gobierno cree que España ha tocado "fondo", y no ve "ninguna señal" ni ninguna "política europea", que le permita decir que existe una "remontada" que no se base en un "modelo a la japonesa".

Para él, es necesario el consumo para reactivar la economía y el crédito, y por este motivo, ha hecho un llamamiento para que se produzca: "Por favor quién tenga capacidad para consumir que consuma para la economía interna y para que se active el crédito", ha reiterado. Además, el expresidente ha insistido en la necesidad de "ligar los salarios a la productividad" para así hacer de la economía española un economía "con alto nivel de competitividad".

Asimismo, ha defendido el Estado del bienestar y "la construcción de una sociedad cohesionada", que cree que "se está viniendo abajo". "Lo que hemos perdido lo hemos construido en los últimos 30 años", ha subrayado. Por este motivo, el expresidente ha dicho tener un sentimiento de "despojamiento" de dicha economía social que comparte con "muchos españoles".

A su juicio, el sistema financiero dejó de "cumplir su función de administrar los ahorros de la gente", para crear "una especie de mercado sobre mercado" que no respondía a la "financiación prudente" de una economía real. Así, González ha reiterado que cuando empezó "el festival de inflar la burbuja financiera", los "problemas estaban suficientemente diagnosticados". "Sí se vio venir", ha insistido.