Gómez de la Serna, no asiste a la constitución de la única comisión del Congreso de la que es portavoz

Gómez de la Serna (Foto: E. P.)

La encargada de dirigir la constitución de este órgano ha sido la vicepresidenta segunda, la socialista Micaela Navarro, quien ha sido testigo de la elección de los tres únicos miembros que componen la Mesa de la mencionada comisión.

El exdiputado del PP Pedro Gómez de la Serna se ha ausentado este miércoles de la sesión constitutiva de la única comisión parlamentaria de la que es portavoz del Grupo Mixto, la Comisión de Peticiones, encargada de canalizar las solicitudes que sobre los más diversos asuntos remiten los ciudadanos a la Cámara Baja.

 

La encargada de dirigir la constitución de este órgano ha sido la vicepresidenta segunda, la socialista Micaela Navarro, quien ha sido testigo de la elección de los tres únicos miembros que componen la Mesa de la mencionada comisión.

 

PILAR ROJO, PRESIDENTA

 

El Reglamento de la Cámara establece que la Comisión de Peticiones estará presidida por el partido con mayor representación en el Congreso, un puesto para el que ha sido elegida la 'popular' pontevedresa Pilar Rojo, expresidenta del Parlamento gallego.

 

Los otros dos puestos de la Mesa de este órgano, la Vicepresidencia y la Secretaría, serán para los otros dos partidos con más escaños, esto es, el PSOE y Podemos. Así, la vicepresidenta será la socialista castellano-manchega María Guadalupe Martín y la secretaria la parlamentaria de Podemos por Huelva Isabel Franco. Ambas actuarán también como portavoces de esta comisión.

 

LOS PORTAVOCES

 

Asimismo, el representante de Ciudadanos será el zaragozano Rodrigo Gómez; el de ERC, Joan Capdevila; la de Democracia y Libertad, Elena Ribera i Garijo, y el del PNV, Íñigo Barandiarán. La voz del Grupo Mixto será el exdiputado del PP Pedro Gómez de la Serna, si bien en su primer día ha hecho 'novillos'.

 

De la Serna tuvo que adscribirse al Mixto después de que su partido le apartara en plena campaña electoral del Grupo Popular por el cobro de comisiones millonarias como conseguidor de contratos en el extranjero a empresas españolas. Semanas más tarde se dio de baja del PP, pero decidió mantenerse en su escaño.