Golpe encima de la mesa del Aula Valladolid con su victoria ante el Zuazo

El Aula Valladolid sumó este sábado dos puntos de oro en su lucha por acceder a Europa la próxima temporada. 

Aula Valladolid 37: Lulu Guerra, Isa Calderón (2), Cris Cifuentes (9), Silvia Arderius (7), Amaia G. Garibay (4), Teresa Álvarez (4), Patri Macías (1), Patricia Fernández, Laura Muñiz (p), Ana Vergara (5), Ana Viloria,  Ángela Nieto (1), Celia López y O’Mullony (4).

 

Prosetecnisa Zuazo 36: Maddi Aalla (p), Maialen Aguirregomezkorta (2), Ainhoa Azaola (1), Verónica Berastain, Mercedes Castellanos (p), Nerea Elicegui (1), Leire García, Alexandra Gil (2), Ohiane Gil (2), Ainhoa Hernández (14), Ángela Martín, Izaskun Mújika, Jessica Nogales (2), Laura Steinbach (11), Nayla de Andrés (1) y Natalia Sanz.

 

Parciales: 5-3, 9-6, 11-10, 14-14, 17-15, 20-17 (descanso); 22-21, 26-26, 29-28, 31-31, 34-33 y 37-36.

 

Árbitros: Sergio Rodriguez Estevez (C. A. Galicia); Andres Rosendo Lopez (C. A. Galicia). Excluyeron por dos minutos a las locales O´Mullony,  Patricia Macías y Patri Fernández y a las visitantes Laura Steinbach, Nayla de Andrés y Natalia Sanz.

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 20ª jornada de liga de División de Honor disputado en el Polideportivo Municipal de Huerta del Rey ante 1.500 espectadores

Las vallisoletanas se impusieron a un rival directo por este objetivo como el Prosetecnisa Zuazo, al que alcanzan en la tabla, gracias a un triunfo trabajado que se decidió en los últimos instantes. Las de Miguel Ángel Peñas demostraron experiencia y veteranía en los minutos claves del encuentro y solventaron por la mínima un choque que durante muchos minutos se había puesto muy cuesta arriba.

 

El duelo comenzó equilibrado con mínimas ventajas para las locales, que espoleadas por su público, supieron encontrar la portería contraria con cierta facilidad en los primeros compases. La jugadora local Cristina Cifuentes, que a la postre sería la máxima anotadora de su equipo, se erigía en protagonista de los primeros minutos gracias a su acierto anotador. Una efectividad sobresaliente que permitía a las de Peñas adquirir ventajas de hasta tres goles antes del ecuador del primer acto.

 

Un parcial de 0-3 favorable al Prosetecnisa Zuazo en el minuto 17 de encuentro provocó que las vascas empatasen el partido. A partir de ahí, la igualdad fue total hasta que un nuevo arreón del Aula justo antes del paso por vestuarios hizo que las Peñas se fueran cuatro goles arriba. Un postrero tanto de Zuazo puso el marcador en 20-17 cuando el marcador señalaba el intermedio.

 

Tras el descanso, el guión dio un giro en contra del Aula Valladolid que vio como en un abrir y cerrar de ojos el Prosetecnisa Zuazo empataba de nuevo el choque después de estar por detrás un par de minutos. Desde ese momento, el equilibrio fue la tónica general del partido e incluso los visitantes llegaron a ponerse por delante en varias fases del partido. Intercambio de golpes constante de uno y otro y velocidad extrema de ambos ataques para perforar una y otra vez la portería rival.

 

Sin embargo, un último empujón local dio sus frutos cuando el partido llegaba a su tramo final. Un parcial de 3-0 dio ventaja de dos goles a las vallisoletanas que con el 34-32 en el luminoso no dejaron escapar la oportunidad de sumar un triunfo con valor doble. Pese a que las visitantes empataron el choque a 35, dos nuevos goles de Teresa Álvarez y María Prieto O’Mullony volvieron a hacer cercer la ventaja. Ahora sí, la balanza estaba de su lado.

 

Pese a ello, y pese a que las vascas anotaron a falta de un minuto y medio para el final, el duelo pudo cambiar radicalmente de signo. Con un gol de ventaja, y un minuto para el bocinazo final, el Aula tenía la pelota para anotar. Sin embargo, su jugada de ataque no tuvo recompensa y el Zuazo tuvo la última oportunidad para ganar. Con 15 segundos por jugarse la jugada ofensiva del equipo visitante no tuvo premio gracias a la sobresaliente defensa mostrada en esa última jugada. Al final 37-36 para un Aula Valladolid que sumó dos puntos de oro en su sueño por acabar esta campaña entre los cuatro primeros de la máxima categoría del balonmano nacional