Golpe de autoridad del Real Valladolid en La Romareda

Los jugadores del Real Valladolid celebran uno de los goles de Óscar González. LFP

El Real Valladolid conquistó este domingo el campo de La Romareda en Zaragoza y sumó una importancia victoria (0-2) gracias dos goles en la primera mitad de Óscar González. Gran victoria blanquivioleta que le coloca en la tercera posición de la clasificación.

REAL ZARAGOZA (0): Whalley, Fernández (Vallejo min. 46), Lolo, Cabrera, Rico, Dorca, Ruiz de Galarreta (William min. 70), Álamo (Basha min. 31), Pedro, Eldin y Borja. 

 

REAL VALLADOLID (2): Javi Varas, Cicha, Mojica (Omar Ramos min. 79), Marc Valiente, Jesús Rueda, André Leao, Óscar González, Jeffren (Bergdich min. 75), Peña., Álvaro Rubio (Chus Herrero min. 88) y Timor

 

GOLES: 0-1 (minuto 2); Óscar González. 0-2 (min.16); Óscar González.

 

ÁRBITRO: De Burgos Bengoetxea. Mostró tarjetas amarillas a Fernández, Vallejo, Basha y William por parte del Zaragoza, Leáo, Chica y Omar Castro en el Real Valladolid.

 

INCIDENCIAS: 19ª Jornada de la Liga Adelante. Estadio de La Romareda. 8.200 espectadores.

Victoria de prestigio del Real Valladolid en su camino hacia Primera División. La victoria ante el Zaragoza, otro de los candidatos al ascenso, supone todo un golpe de autoridad de un equipo que parece ya ensamblado para su gran objetivo.

 

El partido se puso de cara para el Real Valladolid porque en la primera jugada, Óscar González acertó a rematar una jugada que se inició en un envío al área hacia Mójica que controló magistralmente Timor para asistir prácticamente desde el suelo al máximo goleador blanquivioleta. Golpe encima de la mesa para un conjunto vallisoletano que se asentaba bien en La Romareda. 

 

El Valladolid tuvo el reposo para manejar bien el balón ante un rival que funcionaba tirones, pero de nuevo iba a encontrar la portería aragonesa cuando Óscar recibió un rechace que le plantó solo ante Whalley para marcar el 0-2. No hubo lugar a dudas. Óscar González se encontraba más adelantado que la defensa, pero el balón llegó procedente de un rechace local que le habilitaba para seguir la jugada.

 

La superioridad del Valladolid era manifiesta en el centro del campo con Leáo, Rubio, Timor y Rubio infinitamente poderosos. En la zona donde se nutre el juego, ese dominio obligó al Zaragoza a cambiar por completo su dibujo con un cambio apenas a la media hora de partido y con todo a favor para el Real Valladolid. Esa modificación táctica le dio otro tono al Zaragoza, que se metió en el partido de lleno.

 

Lo mejor fue llegar al descanso con 0-2, aunque bien es cierto que Javi Varas apareció en los momentos de mayor insistencia en el Zaragoza. Primero abortó una acción de Borja y más tarde hizo todo un paradón en una acción que pudo acabar en penalti de Peña a Ruiz de Galarreta. Hasta entonces, el Valladolid había vivido muy bien cargando el juego por la banda izquierda para explotar la velocidad de Mójica del que salió una acción que Jeffren estuvo a punto de culminar en lo que hubiera sido poner el candado al partido.

 

Quedaba por ver cómo iba a reaccionar el Valladolid en un segundo periodo que se suponía de gran presión local por el tono que adquirió el partido en el tramo final de la primera mitad.

 

Evientemente las intenciones del Zaragoza llegaron a inquietar la meta blanquivioleta, sobre todo en los primeros compases cuando Cabrera gozó de una buena ocasión de recortar distancias. Pero poco a poco el Valladolid aplacó esa insistencia y se acomodó en un partido con todos los condimentos para ganar

 

El entrenador vallisoletano, Rubi, movió bien sus piezas en la última fase del partido aunque decidió posponer el debut de Jonathan Pereira, primer fichaje de invierno del Real Valladolid, para la próxima jornada.

 

La única nota negativa es la retirada por lesión de Álvaro Rubio, cuyo alcance conoceremos en las próximas horas.