Gobierno valenciano afirma que ha entregado 38 viviendas sociales a afectados

Bonig en un acto de entrega de viviendas sociales
La consejera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Isabel Bonig, ha afirmado este lunes que la Generalitat ya ha entregado un total de 125 viviendas sociales en 23 municipios de la Comunidad Valenciana, de ellas 38 a afectados por desahucios.
CASTELLÓN, 25 (EUROPA PRESS)



Bonig ha realizado estas declaraciones tras la firma del convenio de colaboración entre la Generalitat y el Ayuntamiento de Burriana (Castellón) para poner en marcha el Programa Extraordinario de Arrendamiento Social, mediante el cual seis familias han recibido este lunes viviendas del parque público de la Generalitat en esta localidad, según ha informado el Consejo en un comunicado.

La Consejera ha destacado el "esfuerzo" del Consejo en materia de vivienda y por ello ha resaltado los 5,5 millones de euros que está previsto invertir en el nuevo Plan de Rehabilitación del Parque Inmobiliario, gestionado por el Instituto Valenciano de la Vivienda (IVVSA), y que se presentará en breve.

"Desde el Consejo queremos ayudar a la gente que está viviendo situaciones muy complicadas, como es el caso de estas cinco familias de Burriana, y que sean conscientes que pueden contar con nosotros", ha comentado Bonig. Concretamente, de estas familias, cuatro han sido afectadas por desahucio y dos debido a otra circunstancia.

De las 600 viviendas de promoción pública disponibles en el Programa Extraordinario de Arrendamiento Social en toda la Comunidad, 125 ya están entregadas y otras 110 están preparadas para recibir en breve a sus nuevos inquilinos. Del mismo modo, en el primer semestre del año se licitarán las obras de rehabilitación de 153 viviendas en 30 municipios y se está valorando su intervención para su posterior reforma de otras 213.

"ESFUERZO DE LOS AYUNTAMIENTOS"

En su intervención, la consejera ha destacado el "esfuerzo" realizado por los ayuntamientos de la Comunidad para intentar paliar los daños ocasionados por la crisis económica y facilitar a sus ciudadanos el acceso a una vivienda digna. "Ya hemos firmado siete convenios con municipios de las tres provincias y hay más de 60 consistorios interesados en participar en este plan de alquiler social", ha dicho Bonig.

En este sentido, en próximas semanas está previsto firmar convenios de colaboración con los ayuntamientos de Carcaixent, Algemesí, Chiva, Valencia, Ribarroja del Turia, Requena, Alicante o El Campello y a lo largo de este año se irán concretando el resto.

Bonig también ha recordado que la Comunidad ha sido la primera comunidad en dar respuestas "reales" al problema de los desahucios y en firmar un acuerdo con una entidad financiera (Bankia) para la cesión de viviendas que se incorporen al Programa de Alquiler Social. Además, ha explicado que se está en conversaciones para llevar a cabo la misma operación con otras entidades.

Los pisos entregados este lunes por la consejera pertenecen a dos grupos de viviendas de patrimonio público de la Generalitat en Burriana, gestionadas por el IVVSA. Las rentas iniciales máximas de alquiler van de 144 a 213 euros, pero el importe real se puede reducir solicitando bonificaciones de hasta un 90 por ciento del importe inicial.

El Instituto Valenciano de la Vivienda (IVVSA) gestiona en Burriana un total de 215 viviendas del parque público de la Generalitat. De ellas, 198 están ocupadas, bien alquiladas o en proceso de compra. De las 17 viviendas restantes, una está en fase de recuperación de titularidad y el resto disponibles para el plan de alquiler social: seis se entregan este lunes, ocho están en proceso de rehabilitación y dos se reformarán a lo largo de este año.