Gas Natural Fenosa inaugura la nueva central del embalse de Belesar, que cumple 50 años

Feijóo señala que el objetivo de la Xunta es que, entre 2015 y 2020, el 95% de la energía producida en Galicia sea renovable


OURENSE, 28 (EUROPA PRESS)

El titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el presidente de Gas Natural Fenosa, Salvador Gabarró, han presidido este lunes en Chantada (Lugo) la inauguración de la central Belesar II, que amplía la capacidad de producción energética del embalse de Belesar, coincidiendo con el 50 aniversario de este "icono del desarrollo hidráulico" de Galicia.

La nueva minicentral hidroeléctrica Belesar II ha supuesto una inversión de 31 millones de euros y permitirá optimizar el aprovechamiento energético del río Miño. Las nuevas instalaciones consisten en dos grupos de 10,4 megavatios (MW) cada uno que tendrán una producción media anual de 138 gigavatios /hora (GW/h) al año.

Por su parte, el embalse de Belesar se sitúa en la localidad de Chantada, en la provincia de Lugo, aunque, tal y como resaltaron los técnicos de Gas Natural, abarca los municipios de Saviñao, Taboada, Paradela, Portomarín, Páramo y Guntín, cuyos alcaldes también han asistido al evento.

Galicia es "una potencia europea en tres energías: agua, viento y biomasa," ha proclamado Feijóo. Así, ha subrayado que el propósito de la Xunta es "conseguir un sistema energético cada vez más sostenible", en el que las energías renovables "juegan un papel primordial". Además, ha indicado que es cuarta comunidad productora de energía eléctrica, y que en 2011, el 53 por ciento de la energía producida en la autonomía eran renovables.

En este sentido, ha señalado que el objetivo que se ha marcado la Administración gallega es que entre 2015 y 2020 se alcance el 95 por ciento de la producción de renovables. Se trata de "un "compromiso" que seguirán "monitorizando y apoyando", y una "apuesta de la Xunta por potenciar las energías limpias".

Por su parte, el presidente de Gas Natural Fenosa ha incidido en que la central de Belesar es "pequeña" pero, en todo caso, "una gran obra de ingeniería" que "marcó un antes y un después en la construcción de este tipo de infraestructuras".

50 AÑOS DEL SALTO DE BELESAR

Inaugurado en septiembre de 1963 y diseñado por Luciano Yordi de Carricarte, el embalse de Belesar se ha convertido en estos 50 años en "todo un icono del desarrollo hidráulico de Galicia, ha destacado Feijóo. Así, ha aseverado que "fue la mayor presa hidroeléctrica de España, y uno de los embalses de mayores dimensiones de Europa" y que, de hecho, "sus colosales dimensiones, unidas a las novedades técnicas" sirvieron "de inspiración para presas de otros países".

En la construcción de la central, que duró alrededor de cinco años, se llegaron a emplear más de 2.000 personas de forma simultánea, lo que conllevó el traslado "de todo un pueblo" a Portomarín. Gabarró ha señalado que, con ella, se crearon "puestos de trabajo" que permitieron la creación de la llamada "generación del embalse".

"Belesar se ha erigido como un referente de aprovechamiento hidráulico, que conjuga el impulso a sectores estratégicos de la economía, preservando, y en este caso, mejorando, la riqueza natural del entorno", ha explicado el presidente de la Xunta, a lo que ha añadido que se trata de "una instalación moderna, dotada de la última tecnología, que permite mejorar el compromiso medioambiental y económico" de Galicia.

INAUGURACIÓN DE LA MINICENTRAL

Belesar II surgió a raíz de un pacto medioambiental, firmado por la Xunta y Gas Natural Fenosa en el año 2000, con el que pretendían recuperar un tramo del río Miño de 1,5 kilómetros --el comprendido entre la presa de Belesar y el punto de descarga de la central-- y que, 13 años más tarde se ha convertido en una realidad.

Para la construcción de esta minicentral se usó "tecnología de buzos", que se sumergieron durante varias semanas para llevar a cabo distintas labores de montaje, y sus obras duraron más de dos años y medio, desde febrero de 2011 a octubre de 2013, para lo que se contó con una inversión de 31 millones de euros.

Se trata de una nueva planta hidroeléctrica "muy integrada en el medio ambiente", ha explicado uno de los directivos de la empresa, quien ha señalado que en la central hay una zona de plantación que alberga más de 2.000 plantas autóctonas, y que con sólo una de las dos turbinas consiguen el "mínimo caudal ecológico", equivalente a 10 metros cúbicos por segundo.

El acto celebrado este lunes ha dado comienzo con la visita de las autoridades a las instalaciones, --para lo que han tenido que ponerse la indumentaria que exige la normativa de seguridad, incluyendo botas, chaleco reflectante y casco--. Tras el recorrido, los asistentes han podido hacer un repaso por la construcción y evolución de las presas, además de recibir una breve explicación, ilustrada por una maqueta de la nueva central, Belesar II.

En el evento han estado presentes, además, otras personalidades, como el conselleiro de Economía e Industria, Francisco José Conde; el director xeral de Enerxía e Minas, Ángel Bernardo; el presidente de la Diputación Provincial de Lugo, José Ramón Gómez Besteiro; y el subdelegado del Gobierno en Lugo, Ramón Carballo.