Garzón incita a Valladolid a "penalizar al Partido Popular en las próximas elecciones"

Los representantes de IU a nivel local, regional y nacional comparecieron este viernes ante los medios. TRIBUNA

"No se puede presentar a candidatos imputados", ha recalcado antes de criticar que los 'populares' den lecciones con "tantos casos de corrupción".

El diputado y candidato de Izquierda Unida a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, ha considerado este viernes que los vallisoletanos deberían de penalizar al PP en las próximas elecciones municipales por presentar a un candidato, Javier León de la Riva, que está imputado y se sentará próximamente en el banquillo.

 

Garzón, quien participa a lo largo de la jornada en varios actos programados en la capital y la provincia, ha asegurado que la ciudadanía de Valladolid debería penalizar en las urnas al alcalde y candidato a la reelección "desde un concepto ético de la política".

 

"No se puede presentar a candidatos imputados", ha recalcado antes de criticar que los 'populares' den lecciones con "tantos casos de corrupción" que les hacen acabar en los juzgados, punto en el que se ha referido al caso de la candidata a la Alcaldía de Madrid, Esperanza Aguirre, de cuya última lista "casi nadie está sin imputar".

 

Tras tildar de "desfachatez" estas decisiones, Garzón ha aseverado que esa "no es la forma de hacer la política que corresponde" y, tras 20 años de políticas "de derechas" que "perjudican a la mayoría social", se ha referido a la plataforma Valladolid Toma la Palabra, con la que Izquierda Unida confluirá a las elecciones municipales del próximo 24 de mayo.

 

La cooperación entre distintas fuerzas y movimientos sociales en pro "del interés de la mayoría social", ha puntualizado, responde a la apuesta por la "unidad popular" de Izquierda Unida, que tiene "garantizadas" sus siglas en Valladolid pese a que concurra a las elecciones bajo la marca Valladolid Toma la Palabra.

 

Garzón ha trasladado su deseo de que los acuerdos de programa "de mínimos" por los que se ha optado tanto en Valladolid como en otras provincias como León, Palencia o Burgos, donde su formación se presenta bajo otra marca, sea "entendida" por los ciudadanos y el PP "no siga en las instituciones".

 

En este sentido, el candidato a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, José Sarrión, ha defendido que los procesos de confluencia de unidad popular deben de realizarse "de abajo a arriba", en el marco de la sociedad civil y "de manera horizontal" ya que, ha precisado, la transformación social no depende solo del ámbito institucional.

 

"Nos importa, por encima del nombre, el contenido, que coincide con los valores de Izquierda Unida en Castilla y León", ha afirmado antes de mostrarse convencido de que los ciudadanos "lo reconocerán y lo respaldarán".

 

Las "fortalezas" de la plataforma Valladolid Toma la Palabra radican, según la secretaria provincial de IU y número 2 en la lista municipal, María Sánchez, en el "bagaje" de muchos de sus integrantes tanto en el ámbito institucional como en el local y social así como en la "frescura" de la gente que, fruto de la "indignación", ha dado "un paso adelante" y se ha involucrado en la participación.

 

Esa decisión se traducirá, a su juicio, en un cambio político que se percibirá en los ayuntamientos, instituciones a las que se concurre con un programa configurado "por más de 300 personas" que defenderá una candidatura avalada por 1.200 votos, lo que les hace estar en condiciones "de asumir responsabilidades de gobierno". Su prioridad, según Sánchez, se sitúa en la defensa de los derechos sociales "por encima de todo" y en poner fin a "gastos ostentosos de segunda línea".