García Tejerina usa el campo somo símil: "Hemos trabajado como mulas"

García Tejerina, en la inauguración de Salamaq 2015 (Foto: Carlos Perelétegui)

"Empezamos con unas negociaciones durísimas para la reforma de la Política Agrícola Común (PAC) donde se consiguió un importante horizonte de estabilidad", dijo Tejerina.

 

FUTURO POLÍTICO

  

Así, sobre su futuro político y la posibilidad de que encabece la candidatura al Congreso de los Diputados por la provincia de Valladolid, la ministra ha señalado su "disposición" para trabajar "allá donde el PP entienda" que puede ser "de más utilidad para España", dado que "sólo un Gobierno del PP puede sacar España adelante".

  

La titular de Agricultura ha recordado que su marcha del sector privado y vuelta al Ministerio se produjo en 2011, un momento "crítico" en el que entendió que "todos los españoles" debían "poner de su parte" para contribuir a sacar al país de la crisis. "Uno de los grandes activos del PP es el equipo que lo conforma, yo no fui la única que siguió este camino", ha concluido.

  

En cualquier caso, ha sentenciado que cualquier decisión sobre la integración en las listas electorales corresponderá a los órganos del partido y "habrá que respetar el calendario", por lo que no puede "confirmar nada".

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha realizado balance de su gestión y de la del Gobierno del que forma parte durante la legislatura que concluye y ha advertido de que "se pueden reprochar muchas cosas a este Gobierno, pero no falta de trabajo".

  

"Hemos trabajado como mulas", ha defendido durante su participación en el Foro de Agricultura del diario El Norte de Castilla celebrado en Valladolid con motivo de la celebración del Día de la Mujer Rural.

  

En declaraciones recogidas por Europa Press, García Tejerina ha defendido que, al echar la vista atrás desde que llegó al Ministerio, "sí merece la pena ser ministra" una vez vistos "los logros obtenidos", tras lo que ha ensalzado la labor del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el cual "ha dado prioridad a este sector" para "garantizarle un horizonte".

  

Asimismo, ha resaltado algunas de las "herramientas" desarrolladas por el Ejecutivo para "proyectar el sector agroalimentario español hacia el futuro" y situarlo "en cotas cada vez más altas a nivel mundial". "Éramos los últimos de la clase y ahora somos los primeros", ha aseverado la ministra, quien ha lamentado lo "críticos" que son consigo mismos los españoles, de tal manera que, junto con venezolanos y argentinos, son quienes "peor visión tienen de España".

  

"Empezamos con unas negociaciones durísimas para la reforma de la Política Agrícola Común (PAC) donde se consiguió un importante horizonte de estabilidad. Negociamos una buena reforma y este 2015 es el primero de aplicación de esa nueva PAC que tanto asustaba, pero que contribuirá a un mayor relevo generacional y a más profesionalización", ha sostenido.

 

NUEVOS MERCADOS

  

Al margen de esta política, la ministra ha subrayado su "esfuerzo" por "ganar nuevos mercados" y ha asegurado que en estos cuatro años se han llevado a cabo "muchos proyectos que parecían demasiados para una legislatura, pero que hoy son una realidad" y que se han desarrollado "mano a mano con el sector".

  

Entre ellos, ha mencionado la Ley de Fomento de Integración Cooperativa, dotada con 260 millones de euros o la Ley de la Cadena Alimentaria, así como medidas para conseguir una "mayor organización de los sectores" e "impulsar la calidad alimentaria".

  

También se ha referido a cambios fiscales que permitirán reducciones de los módulos agrarios del IRPF que en casos como los productores de patata llegarán al 30 por ciento y, en el del vacuno de leche, al 38 por ciento.

  

Precisamente sobre la situación del sector lácteo, Isabel García Tejerina ha garantizado que las nuevas ayudas llegarán "a todas aquellas explotaciones que se encuentran en peores condiciones" y por debajo del umbral de rentabilidad para evitar que tengan que cerrar.

  

García Tejerina, que se ha mostrado "muy consciente" de la opinión que la sociedad tiene de la clase política", ha insistido en que "aun así merece la pena ser ministra" y ha defendido su retorno a la política desde el sector privado, tras haber trabajado en el Ministerio durante la etapa de José María Aznar.