Ganemos afirma que los papeles del PP son solo "la punta del iceberg" de la "corrupción sistémica" en Salamanca

La agrupación de asegura que González Masa goza de una puerta giratoria en la empresa GIRSA, y que los contratos "obtenidos por FCC, Grupo Curto, Eulen y Gecocsa son ilegítimos". 

La agrupación de electores Ganemos Salamanca se ha pronunciado sobre la presunta financiación ilegal de la campaña a las municipales de 1999, que generó un aluvión de declaraciones durante todo el día de ayer. Para Ganemos, esta presunta trama demuestra que, "como afirmó Bárcenas, el PP cuenta con una red de corrupción generalizada, con las que consigue dinero a cambio de favores a las grandes empresas para que se se enriquezcan a costa de las arcas municipales, encareciendo el precio de servicios básicos para la ciudadanía", inciden en una nota de prensa.

 

De esta manera, Ganemos cree que son "solo son la punta del iceberg de las tramas de corrupción en nuestra ciudad". En ese sentido, "la auditoría que vamos a llevar a cabo el día que entremos en el Ayuntamiento dejará al descubierto todo tipo de prácticas corruptas para llevar a los responsables a los tribunales".

 

Respecto a la actual oposición del PSOE de Salamanca, Ganemos afirma no entender que "la reacción llegue 15 años después de los hechos puestos en conocimiento por el artículo". Así, "si Fernando Pablos intuía, como ha afirmado, que el PP financiaba su campaña de forma ilegal ¿por qué no lo investigó y denunció en su momento?"

 

"Los contratos obtenidos por FCC, Grupo Curto, Eulen y Gecocsa son ilegítimos y quedarán sin efecto en cuanto la ciudadanía cuente con los medios para recuperar el control de su Ayuntamiento, cosa que sucederá tras las próximas elecciones", no duda en asegurar la agrupación ciudadana.

 

Por tanto, consideran que las "supuestas" medidas de control del Consistorio se han demostrado ineficaces contra la "corrupción sistémica". "¿Cómo es posible que el Interventor del Ayuntamiento, el señor José Joaquín González Masa, haya fiscalizado la concesión de las contratas a estas empresas?", se preguntan.

 

La respuesta, consideran, "una vez más, hay que buscarla en las puertas giratorias. Un alto funcionario que recibe emolumentos por servicios prestados a varias empresas o fundaciones vinculadas al Ayuntamiento, pierde la independencia que debe mantener cualquier alto cargo de la administración con una responsabilidad de esa importancia".

 

De esta manera, Ganemos afirma que González Masa percibe, "al menos, un extra de productividad de 1.500 euros al mes por su gestión en GIRSA, la empresa que se encarga de los residuos".

 

Por tanto, apunta el colectivo,su compromiso con la transparencia "es irrenunciable". "No pedimos ninguna dimisión, sería inoperante a seis meses de las elecciones municipales. Que se vayan todos. Queremos que los responsables de este atentado contra el bien común comparezcan ante la Justicia y haremos todo lo posible para que suceda", concluye el comunicado.