Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Galán destaca el papel de Escocia en la estrategia de crecimiento de Iberdrola en las renovables

Galán, en el centro, antes de su intervención.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ha destacado el firme compromiso del grupo con el sector de las renovables y, en concreto, el tremendo potencial para el desarrollo de estas fuentes de energía limpia en Escocia, país de origen de su filial británica ScottishPower.

 

GALÁN E IBERDROLA, COMPROMETIDOS CON LA UNIVERSIDAD

 

El compromiso de Ignacio Galán con el mundo universitario y su contribución a la investigación, innovación, desarrollo energético y energías renovables le ha hecho recibir importantes reconocimientos. En junio de 2011 fue nombrado doctor Honoris Causa por la Universidad de Edimburgo. En diciembre de ese mismo año, fue investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Salamanca en reconocimiento a su capacidad de transformación, innovación y apuesta por el futuro, y en febrero de 2013 fue designado Doctor Honoris Causa en Ciencias por la Universidad de Strathclyde, en Glasgow.

 

Asimismo, se ha esforzado por traer a Salamanca y a Castilla y León, en particular, y a los territorios en los que Iberdrola desarrolla su actividad, en general, iniciativas de carácter tecnológico, generadoras de empleo y con alto valor añadido, en las que, además, se pueda utilizar y desarrollar el conocimiento que reside en las universidades

En el transcurso de una conferencia pronunciada este miérdcoles en la Universidad de Strathclyde, bajo el título 'Los retos energéticos globales: el papel de las renovables', Galán ha resaltado la importancia de contar con un marco regulatorio estable, predecible y atractivo que propicie las potenciales multimillonarias inversiones en este ámbito, que contribuirían, además, a alcanzar los objetivos de reducción de emisiones.

 

En esta línea, el presidente de Iberdrola ha desvelado la posibilidad de incrementar la potencia de la central hidroeléctrica de bombeo de Cruachan, que actualmente cuenta con 440 megavatios (MW) de capacidad y es la mayor de Escocia, así como de desarrollar nuevos proyectos eólicos marinos -el grupo puso en marcha su primer parque offshore, WODS (389 MW), en Reino Unido el pasado mes de octubre y planea una segunda iniciativa, East Anglia One (de hasta 1.200 MW)- y terrestres.

 

Según Ignacio Galán, las centrales de bombeo son, a día de hoy, “el sistema más eficiente de almacenamiento de energía”. Así, “es necesario un marco regulatorio que garantice su viabilidad económica”.

 

Asimismo, se ha mostrado optimista sobre el futuro de la eólica marina, dadas las positivas perspectivas de reducción de sus costes. Aunque hoy son bastante más elevados que los de la eólica terrestre, “estoy convencido de que se conseguirán significativos descensos en los próximos años”.

 

Galán ha expuesto que una de las claves de dicha reducción de costes será la utilización de aerogeneradores de mayor tamaño, explicando que ya existen prototipos de hasta 8 MW de potencia. Otro asunto capital será la mejoría del diseño de los pilares, incluida la instalación de pilares flotantes en aguas profundas, ámbito en el que, ha señalado, están trabajando conjuntamente ScottishPower y la Universidad de Strathclyde.

 

El presidente de Iberdrola ha asegurado que es esencial que los gobiernos europeos auspicien modelos energéticos de mercado que propicien la inversión en nuevos proyectos renovables de cara a cumplir los ambiciosos objetivos de reducción de emisiones de CO2 respecto a los niveles de 1990 aprobados por la UE: un 40% para 2030 y, previsiblemente, un 80% para 2050.

 

Asimismo, Ignacio Galán ha vuelto a hacer hincapié en la necesidad de crear un mercado efectivo de emisiones de CO2 en Europa, que establezca un precio base para los derechos de emisión, lo que propiciará que se incremente la competitividad de las fuentes renovables sin provocar distorsiones.

 

El Grupo Iberdrola, que prevé invertir 9.600 millones de euros en el periodo 2014-2016, es uno de los líderes mundiales en el ámbito de las energías renovables, con más de 14.600 MW de capacidad renovable instalada y más de 9.800 MW de potencia hidroeléctrica operativa.