Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Gafas programables electrónicamente contra el ojo vago

Foto: E. P.

Un nuevo estudio sobre el ojo vago encontró que las gafas electrónicas programables ayudan a mejorar la visión en los niños igual de bien que el tratamiento más tradicional de parches en los ojos.

Un nuevo estudio sobre el ojo vago encontró que las gafas electrónicas programables ayudan a mejorar la visión en los niños igual de bien que el tratamiento más tradicional de parches en los ojos. Este 'parche digital' es el primer nuevo tratamiento eficaz para el ojo vago en medio siglo, según los autores de la primera prueba de este dispositivo realizada en Estados Unidos, cuyos resultados se presentarán en la 119 Reunión Anual de la Academia Americana de Oftalmología (AAO).

 

El ojo vago, también llamado ambliopía, sigue siendo la causa más común de discapacidad visual en los niños, consistente en la mala visión en un ojo que no se desarrolla normalmente durante la primera infancia. Esto puede ocurrir cuando un ojo es mucho más corto de vista que el otro o cuando un ojo se desvía o se mueve hacia el interior. El niño necesita recibir tratamiento hacia los 8 años de edad mientras que sus ojos y el cerebro todavía se están desarrollando porque sino podría llegar quedarse ciego del ojo más débil.

 

Tanto los colirios como los parches funcionan basándose en el método de oclusión, que consiste en bloquear el ojo que mejor ve, obligando al cerebro a confiar el llamado ojo vago. Durante el proceso, la visión mejora, aunque muchos niños todavía necesitan gafas para corregir su visión.

 

En comparación, las gafas electrónicos empleadas en este estudio combinan la corrección de la visión y la oclusión. Las gafas pueden adaptar a la prescripción de la visión de un niño y como son de pantalla de cristal líquido (LCD, por sus siglas en inglés), también pueden ser programadas para volverse opacas, taponando la visión en el ojo izquierdo o derecho durante diferentes intervalos de tiempo, actuando como un parche digital que se enciende y se apaga.