Fundación Grupo Norte reacciona tarde a un pésimo comienzo

Una acción del partido entre el Fundación Grupo Norte y el Getafe.

El Fundación Grupo Norte, posiblemente, haya jugado uno los dos peores cuartos de su historia. Y es que no se recuerda un comienzo tan malo como el que deparó al público presente en el Pilar Fernández Valderrama para presenciar su partido ante el Getafe.

 

 

FUNDACIÓN GRUPO NORTE 46Highcock (25),  Ruiz (2), Bridge (3), López (5), Pérez (0) –cinco inicial- Pérez Caballero (-), Robles (9), Sánchez (0), Carrión (2), Soria (-)

 

GETAFE BSR 54: Amacher (13), Bandura (17), Martin (6), Lara (2), Häfeli (8) -cinco inicial- Pérez (2), Serapio (0), Silvela (0), Medina (0), Mingo (0), Gharibloo (6)

 

POLIDEPORTIVO: Pabellón Pilar Fernández Valderrama, Valladolid

 

ÁRBITROS: Vega y Tejido (Col. Castellano y leonés)

 

INCIDENCIAS: 5ª  Jornada de la Fase por el Título de la Liga 2013/2014. Soria estuvo convocado, pero no jugó. Lalo Prieto no jugó por encontrarse en México.

 

Y no sólo fue el primer cuarto, sino que en el segundo la historia se repitió. Fue tan calcado que, casualidades, el equipo se fue al vestuario en el descanso encestando los mismos puntos que en los diez primeros minutos: tan sólo 6.

 

Se presuponía que la ‘sombra de Lalo Prieto es alargada’, pero no se esperaba que lo fuese tanto viendo el inicio del partido y cómo se iba desarrollando. Además, los madrileños entraban en el partido muy enchufados, endosando un parcial a los castellanos de 10 puntos y dejándolos, a simple vista, noqueados.

 

Los tiempos muertos de los técnicos pucelanos no corregían los problemas tácticos, pero tampoco podían hacer mucho más ante los continuos fallos en el tiro de prácticamente la totalidad de la plantilla. Sólo se salvaba en la faceta anotadora Dan Highcock que, a pesar de encestar, también era un reflejo de la falta de puntería de Bridge, Carrión, López y compañía.

 

Con un paupérrimo 12-29, comenzaba la segunda parte del partido con las ganas de ver al ‘otro’ Fundación Grupo Norte, no el que hasta ese momento se estaba viendo. A pesar de realizar un mejor juego en general y mejorar los porcentajes de acierto, el Getafe BSR seguía apoyándose en el acierto de Bandura, Häfeli y Amacher, que se mostraban prácticamente implacables desde sus posiciones de tiro, lo que hacía que el trabajo de los pucelanos, llegando ya a las cotas normales del equipo, no fuese suficiente para ir rebajando la diferencia que se iba acumulando, en muchos momentos, de más de 20 puntos.

 

Pero donde sí apareció el Fundación Grupo Norte ‘bueno’ fue en el último cuarto. Y es que el equipo intensificó su defensa y, además, el ataque vallisoletano comenzó a carburar. Los fallos en las opciones de tiro del Getafe, unido al gran trabajo que ya estaba realizando el Fundación Grupo Norte, hacía que los fantasmas comenzasen a aparecer a un Getafe BSR que veía cómo los de De Castro y Fernández se acercaban a base de triples de Highcock y de Robles. Un 3+1 conseguido por el internacional británico abría el tarro de las esencias de todo el equipo, haciendo que reaccionasen y viesen que era posible la victoria.

 

Al final, a pesar de rebajar la enorme diferencia a tan sólo 8 puntos, al Fundación Grupo Norte le faltó tiempo para conseguir los dos puntos. Y es que si el encuentro hubiese durado escasos minutos más, otro gallo hubiese cantado.