Fundación Grupo Norte pagará el alquiler de la nave del Banco de Alimentos de Valladolid

El presidente de la Fundación Grupo Norte ha hecho entrega a su homólogo del primero de los cheques anuales, que asciende a 13.068 euros, destinados a sufragar las necesidades de mantenimiento y gestión de una de las nuevas naves de 900 metros cuadrados situadas en el Polígono de Argales de Valladolid.

Cambio de perfil


La ayuda económica que ofrece la Fundación Grupo Norte contribuirá a que el Banco de Alimentos mantenga su colaboración con las miles de personas que a diario pueden subsistir gracias a su labor. Antes de la crisis, buena parte de los usuarios del Banco de Alimentos eran los conocidos como ‘sin techo’ e inmigrantes. Pero a los colectivos que tradicionalmente se han beneficiado de estas ayudas se han sumado todas esas personas que hasta ahora vivían dignamente y a las que el paro está llevando a situaciones límite.

Pese a que los indicadores económicos muestran indicios de la recuperación que se está produciendo en España, el número de familias necesitadas atendidas por el Banco de Alimentos continúa creciendo y por este motivo la Fundación Grupo Norte refuerza ahora su compromiso con esta organización. 

 

Además de promover campañas anuales de apoyo entre sus empleados con motivo de las operaciones kilo, Grupo Norte colabora con el Banco de Alimentos desde que hace más 18 años se constituyera, primero directamente desde la compañía empresarial presidida por José Rolando Álvarez y más adelante desde la propia estructura de la Fundación Grupo Norte, que tiene como uno de sus fines principales canalizar la acción social de la empresa.

 

En palabras de Javier Ojeda, “valoramos el profundo valor social que tiene en todo momento una entidad como el Banco de Alimentos, que está pegada a la calle y a los necesitados, pero si cabe más ahora por las heridas causadas por la crisis económica”. “Vivimos en sociedad y debemos asumir que nada de lo que ocurra en nuestro entorno nos puede ser ajeno.

 

Consecuentemente debemos asumir nuestro compromiso y sentido de la
responsabilidad
, mostrando nuestra sensibilidad, no de forma puntual ante una tragedia concreta, sino como un estilo de vida, con el convencimiento de que nuestra participación, por pequeña que sea, siempre será imprescindible”, ha insistido el presidente de la Fundación.