Fumar mata: ¿sabes cómo y por qué?

Un estudio revela que el tabaco es el responsable de la mitad de las muertes en doce tipos de cáncer.

Investigadores de la Sociedad Americana del Cáncer en Atlanta (Estados Unidos) aseguran que aproximadamente la mitad de las muertes de 12 tipos de cáncer están directamente relacionados con el consumo de tabaco, según los resultados publicados en la revista 'JAMA Internal Medicine'.

 

TABAQUISMO Y TIPOS DE CÁNCER

 

Aunque la mayor proporción de fallecimientos asociados con el tabaquismo se encuentra en tumores con una elevada prevalencia, como los de pulmón, bronquios, traquea y laringe, el tabaco también está detrás de cerca de la mitad de las muertes por tumores de la cavidad oral, esófago y vejiga.

 

"Aunque hemos hecho muchos progresos en la lucha contra la epidemia de tabaquismo en Estados Unidos, todavía hay mucho trabajo por hacer", ha defendido Rebecca Siegel, autora principal del estudio.

 

Según sus estimaciones, de las 345.962 muertes por cáncer que se registraron en Estados Unidos en 2011 en población adulta de más de 35 años, un total de 167.805 estaban directamente relacionadas con el tabaco. Para llegar a estos datos, Siegel y su equipo utilizaron datos de las últimas encuestas nacionales, en las que se preguntaba por hábitos de consumo tabáquico e historial clínico, y se aplicó una fórmula estándar para calcular la proporción de casos que no se habrían producido en caso de no haber fumado.

 

De este modo, vieron que los tumores en los que el tabaco es más responsable es en los de pulmón, bronquios y tráquea, con 125.799 fallecimientos que representarían el 80 por ciento de estos tumores. En otros casos, como en el de esófago, el tabaco estaría detrás del 50 por ciento de las muertes, mientras que en el cáncer de vejiga es responsable del 45 por ciento de casos.

 

Además, y aunque su importancia es menor, también atribuyeron al tabaquismo el 17 por ciento de las muertes por cáncer de riñón, el 20 por ciento de las muertes por cáncer de estómago, el 22 por ciento de las muertes por cáncer de cuello de útero y el 24 por ciento de las muertes por cáncer de conductos biliares del hígado. Los autores del estudio reconocen que el estudio tiene algunas limitaciones, ya que la muestra empleada ofrecía poca diversidad racial y el nivel educativo era más bajo que la media nacional de Estados Unidos.

 

SIN TENER EN CUENTA EL TABAQUISMO PASIVO Y OTROS PRODUCTOS

 

Asimismo, añaden, pueden haberse subestimado las muertes por cáncer relacionadas con el tabaquismo pasivo, que según diferentes estudios pueden causar un 5 por ciento adicional de las muertes por cáncer de pulmón, o el uso de cigarros, pipas, o sin humo tabaco. De hecho, reconoce Siegel, aunque en los últimos años la prevalencia del tabaquismo está disminuyendo lentamente, el uso de productos alternativos va en aumento.

 

Así, se sabe que el consumo de puros o pipas de agua se ha duplicado desde el año 2000. "Aunque no podemos saber con exactitud cuántas personas no se están iniciando en el consumo de tabaco en favor de estos otros productos, los cigarrillos electrónicos son ahora la variante del tabaco más común entre los estudiantes de secundaria", ha añadido.

 

LOS PELIGROS DEL CÁNCER DE PULMÓN, ¿SUFICIENTES PARA DEJAR DE FUMAR?

 

Además, otro trabajo también publicado en 'JAMA Internal Medicine' muestra como la recomendación de los médicos o la advertencia de los peligros del cáncer de pulmón no es suficiente motivación para que estos pacientes abandonen el tabaco. En el trabajo, realizado por un equipo del Hospital General de Massachusetts en Boston (EE.UU), participaron más de 3.000 fumadores un año después de haber sido diagnosticados con este tumor, para ver si el apoyo y la información recibida era suficiente para que dejaran el tabaco.

 

Los fumadores que recibieron consejos o se le prescribía un tratamiento de deshabituación tabáquica tenían un 40 por ciento más de probabilidades de dejar de fumar, mientras que los que además contaban con un apoyo y un seguimiento para comprobar sus progresos, el éxito se conseguía en el 46 por ciento de los casos.

 

"Los fumadores se enfrentan a barreras físicas, ambientales y sociales para dejar de fumar", ha defendido Elyse Park, autor del estudio, que anima a dotar de más recursos a los médicos de Atención Primaria para que el abandono del tabaco tenga más éxito.