Fuente Dorada sufre una puesta a punto

El monumento de la Plaza de Fuente Dorada, sin agua debido a las labores de limpieza. JUAN POSTIGO

La fuente de la céntrica plaza ha sido vaciada para realizar labores de limpieza y mejorar su funcionamiento.

La imagen de este jueves por la mañana en la Plaza de Fuente Dorada era llamativa. Los habituales chorros de agua de la céntrica fuente vallisoletana habían dejado de fluir y, de hecho, el espacio habilitado para albergar el líquido elemento también se encontraba vacío. ¿El motivo? Labores de limpieza para mejorar el funcionamiento de la fuente, según aclararon desde el Ayuntamiento de Valladolid.

 

En principio nada preocupante pero que ha dejado el lugar huérfano de su habitual aspecto. En todo caso las labores apenas llevarán unas horas, por lo que más pronto que tarde Fuente Dorada, obra del vallisoletano Fernando González Poncio, recuperará la normalidad.

 

Precisamente el arquitecto vallisoletano terminó su obra en 1997 bajo encargo del Ayuntamiento, de manera que se hace lógico que, a punto de cumplir la mayoría de edad, sean necesarios estas labores de limpieza para mantenerla en su estado original.