Frutas y verduras: Las tres reinas del verano para hidratarse

Frutas y verduras

En verano cambia la dieta y se vuelve mucho más ligera, por ello es más fácil llegar a consumir a diario las cinco raciones de frutas y verduras que se recomiendan, además de aportar un extra de agua que se necesita por la pérdida de líquidos en la época de más calor del año.

 

Desde la 'Asociación para la Promoción de Frutas y Hortalizas 5 al día' han recomendado el consumo de los alimentos de temporada, así como su consumo para evitar las deshidratación, sobre todo en niños y mayores en los que el "mecanismo de la sed no está bien ajustado".

 

Las frutas y las verduras, además del agua que aportan, tienen un gran papel en la alimentación por las vitaminas, minerales y fibra que aportan. Además tienen un aporte calórico muy bajo y gran cantidad de micronutrientes, por lo que es un alimento muy completo.

 

¿CUÁLES SON LAS MÁS APROPIADAS?

 

El tomate es una de las hortalizas que más se consumen en verano, tanto en gazpachos y salmorejos como en ensaladas. Aunque se pueden encontrar muchas variedades en los meses de invierno, las mejores piezas se recogen entre julio y septiembre.

 

Entre el 90 y el 95 por ciento del tomate es agua y tiene gran cantidad de vitamina C y fibra. Su color rojo se lo da el licopteno, un caroteniode con alto poder antioxidante.

 

El pepino es otro de los alimentos del verano por ser en un 96 por ciento agua, aportar tan solo 12 kcal por cada 100 gramos, además de ser una gran fuente de vitamina K y fibra.

 

La reina del agua es la sandía, la fruta que más cantidad de agua tiene, el 92 por ciento de su peso. Esto hace que aporte pocas calorías, tan solo 27 kcal por 100 gramos, y pocos macronutrientes.

 

Teniendo una alimentación rica en este tipo de alimentos se consigue cubrir las necesidades de frutas y verduras diarias, recibir todas las vitaminas y minerales para el organismo, además de mantener una correcta hidratación.