Froome duda: ¿Eran 110 kilómetros o 300?

El virtual ganador del Tour de Francia agradece el trabajo de sus compañeros del Sky, Richie Porte y Wout Poels, que le "salvaron el maillot amarillo".

El ciclista británico Chris Froome (Team Sky) ha reconocido este sábado, tras adjudicarse virtualmente la 102ª edición del Tour de Francia, la importancia que han tenido sus compañeros --especialmente Richie Porte y Wout Poels-- para mantener el 'maillot' en el ataque del colombiano Nairo Quintana en Alpe d'Huez.

  

"He vivido muchas emociones y he pensado en muchas cosas en esta última subida del Tour de Francia. Mis compañeros han estado conmigo en todo momento. El trabajo que han hecho ha salvado mi maillot amarillo", manifestó como agradecimiento.

  

El líder de Team Sky admitió que los "escasos" 110 kilómetros de la vigésima etapa le han parecido "300" por la dureza de minimizar a Nairo Quintana. "Obviamente intentábamos controlar a Nairo Quintana. La etapa de hoy solo tenía 110 kilómetros pero me parecieron 300. ¡Es surrealista!", apuntó.

  

Con el preludio a la llegada a los Campos Elíseos, el campeón del Tour de Francia en 2013 señaló que ganar otra edición es un sentimiento "indescriptible". "Cada Tour es diferente a su manera", concluyó Froome.