Froilán se olvida de 'toque de queda' y Marichalar manda a la policía en su busca a una discoteca

Froilán junto a su padre Jaime de Marichalar

Aunque el nieto del Rey Juan Carlos parece haber perdido parte de su carácter rebelde lo cortés no quita lo valiente y el joven Froilán protagonizó el pasado fin de semana una travesura que acabó con su padre mandando a la policía en su busca. 

A Froilán le resta un mes para cumplir la mayoría de edad y después de varios meses fuera de nuestro país al hijo mayor de la Infanta Elena y Jaime de Marichalar demostró que le gusta disfrutar de la noche madrileña, y de la sección light de una de las discotecas más conocidas de la que fue relaciones públicas. Ahora ha pasado a frecuentar otra famosa discoteca de la capital, pero esta vez en su horario nocturno.

 

Así la noche del viernes Froilán se encontraba con amigos en la conocida discoteca, donde disfrutó del ambiente y la música desde un reservado alto, al que solo tenían acceso sus amigos y donde no faltaban las risas...

 

Pero por lo visto se olvidó de avisar a su padre o se le pasó la hora de volver a casa, pero sobre las cuatro y media de la mañana Jaime de Marichalar mandó a una patrulla a que fueran a recoger al menor a la discoteca y le trajeran de vuelta a casa.

 

Froilán esperó escondido en una sala de la discoteca a que la policía se fuera y finalmente volvió a su casa por sus propios medios, donde el enfado de su padre no tuvo que ser muy fuerte, ya que al día siguiente volvía a salir por el centro de la capital y repetía en la conocida sala.