Francisco Rivera ya está en Sevilla para ver nacer a su hija Carmen

No obstante, aún le quedan unos días más de recuperación ya que en palabras del torero "estoy hecho polvo pero me voy porque nace mi hija"

La evolución de Francisco Rivera está siendo muy rápida. Tras el susto inicial por la terrible cogida que sufrió en Huesca el lunes, el torero ya está muy recuperado, tanto que ha volado este sábado hasta Sevilla para instalarse en la Clínica Quirón Sagrado Corazón.

 

¿La razón de este traslado? El nacimiento de su hija Carmen. Tanto Lourdes como Fran tenían claro que su primera hija debería nacer en Sevilla. No obstante, tras su cogida esta decisión se puso en peligro debido al estado de salud. Pero tras ver la evolución favorable del torero que pasó el jueves a planta tras estar dos días en la UCI, el torero podrá dar la bienvenida a su hija en Sevilla, tal y como quería.

 

A Lourdes la hemos visto estos días en la clínica Quirón de Zaragoza, siempre al lado de su marido y tranquila y serena después de comprobar la mejoría del torero. Sin embargo, tras su marcha a Sevilla todo hacía pensar que Francisco sería trasladado a la capital andaluza también para terminar de recuperarse y ver nacer a su hija.

 

través de un comunicado médico hemos sabido que, efectivamente, este traslado se ha producido por el avanzado estado de gestación de su mujer y a la satisfactoria evolución del torero en los últimos días. No obstante, aún le quedan unos días más de recuperación ya que en palabras del torero "estoy hecho polvo pero me voy porque nace mi hija". Ahora, el torero ya se encuentra en Sevilla donde terminará de recuperarse y donde podrá recibir a su hija Carmen, a punto de nacer.