Francia se lanza a la calle para defender a ultranza la libertad de expresión

Diferentes ciudades del país galo han logrado reunir a más de 700.000 personas que protestan por los últimos ataques terroristas del mundo islámico.

Un total de 700.000 personas se han manifestado este 10 de enero en diversas ciudades francesas en favor de la libertad de expresión tras los atentados sucedidos estos días en París, que han conmocionado a la población gala.

 

Toulouse y Marsella han logrado reunir a 100.000 y a 45.000 personas respectivamente. Otras grandes ciudades, como Nantes (Loira Atlántico), Bessançon (Doubs) y Bayona (Pirineos Atlánticos) han juntado a varias decenas de miles de asistentes en sus plazas.

 

En la ciudad de Pau, situada en el departamento de los Pirineos Atlánticos, se han manifestado unas 35.000 personas. La manifestación ha contado con un minuto de silencio, aplausos y la entonación del himno francés, la Marsellesa, según ha informado el diario parisino 'Le Parisien'.

 

En Niza, situada en el departamento de los Alpes Marítimos junto a la frontera con Mónaco, más de 23.000 han asistido a la emblemática Avenida de los Ingleses con el lema "Nous sommes tous Charlie" (en francés, "Todos somos Charlie"). En Orleáns, 22.000 personas han salido a la calle a gritar "Je, tu, il, elle, nous sommes tous Charlie" (en francés, "Yo, tú, él, élla, todos nosotros somos Charlie").

 

En otras pequeñas ciudades francesas se han sucedido varias manifestaciones de menos de 10.000 asistentes, como en Lannion (Costas de Armor), Caen (Calvados), SaintNazaire (Loira-Atlántico) y Martigues (Bocas del Ródano).

 

El pasado miércoles, dos hombres armados entraron en la sede de la revista satírica 'Charlie Hebdo', que había publicado viñetas cómicas en las que aparecían el profeta Mahoma, y mataron a doce trabajadores. Francia ha reaccionado con el lema "Je suis Charlie" (en francés, "Yo soy Charlie") para protestar contra este ataque a la libertad de expresión.